Macri mide su popularidad en el pulso con Cristina Fernández

La expresidenta argentina es favorita en la provincia de Buenos Aires en las primarias de hoy para las legislativas del 22 de octubre

MARCELA VALENTE UENOS AIRES.

B Con la respiración contenida, el Gobierno de Mauricio Macri afronta hoy su primer gran reto electoral. Más de 33 millones de argentinos están llamados a elegir en primarias obligatorias precandidatos a las elecciones legislativas del 22 de octubre. Los que no obtengan en su distrito al menos el 1,5% de los sufragios quedarán excluidos de la contienda final. Según las encuestas, los apoyos al Gobierno en todas las jurisdicciones serían bastante más pobres que el que obtuvo en la segunda ronda de las presidenciales de 2015, una hipótesis que, de confirmarse, le complicaría avanzar en sus objetivos.

La mayor preocupación del oficialismo está en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país, donde vota casi el 40% del electorado. Aquí los sondeos descuentan una victoria de la gran rival de Macri: la expresidenta Cristina Fernández. Empujada por los malos resultados económicos del Gobierno, Fernández regresó a la escena política con bajo perfil y se limitó a recorrer los sitios donde se concentran los supuestos damnificados del nuevo rumbo económico que adoptó Macri desde 2015.

Para compensar una eventual derrota en la provincia, el Gobierno espera un triunfo en la ciudad de Buenos Aires, donde la favorita es la candidata de su partido, Elisa Carrió, y también en Córdoba y Santa Fe, dos provincias que le siguen a la bonaerense en cantidad de habitantes.

Los argentinos eligen así a sus precandidatos para renovar la mitad de la Cámara baja y un tercio del Senado, además de otros cargos provinciales. Los analistas sostienen que hay muchos indecisos y que, entre los que ya están definidos puede haber cambios de último momento. A día de hoy en la provincia bonaerense, donde se juega la principal batalla, al candidato del oficialismo, Esteban Bullrich, lo colocan segundo.

Sin proyectar indecisos, los sondeos otorgan a Fernández entre un 32% y 38% de los votos y Bullrich se sitúa entre el 26 y 28%.

Según los sondeos, las mayores preocupaciones del votante están vinculadas a temas económicos: la inflación, la pérdida de empleo, la caída de los salarios, el aumento de tarifas y la pobreza. Macri arrancó en 2015 con la liberalización del mercado de cambios, una medida que tuvo un fuerte impacto inflacionario en 2016. Este año los aumentos se estaban desacelerando, aunque en los últimos días la depreciación de la moneda regresó con un nuevo impacto en los precios.

Fotos

Vídeos