Macri se enfrenta en las legislativas argentinas a su primera prueba electoral

M. VALENTE

buenos aires. Veinte meses después de inaugurar su gestión, el Gobierno de Mauricio Macri se enfrenta a su primera prueba electoral el próximo domingo con las legislativas argentinas. Según las encuestas, el oficialismo -con candidatos en las veinticuatro provincias- podría obtener una primera minoría en los distritos, lo que indicaría una pérdida de respaldos respecto de las presidenciales de 2015.

El principal foco de atención estará en Buenos Aires, la ciudad más populosa del país. Allí, la favorita a alzarse con un escaño en el Senado es la expresidenta Cristina Fernández, antecesora y principal rival de Macri.

Se trata de una elección de medio término pero en dos etapas. Argentina debe renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado. El domingo es la primaria obligatoria y se elige entre los precandidatos. El 22 de octubre serán las definitivas.

Por la cantidad de escaños que se renuevan, no hay posibilidades de un cambio brusco en la integración del poder legislativo. Cualquiera que sea el resultado, el Gobierno seguirá en minoría y requerirá de acuerdos para empujar sus proyectos.

Un resultado favorable sería leído como un respaldo a la continuidad de las reformas que encara Macri, mientras que una cosecha magra frenaría al Ejecutivo y amenazaría la gobernabilidad.

Los votantes parecen decididos a castigar al Gobierno por los pobres resultados económicos. En 2016 la inflación se duplicó, hubo un 'tarifazo' en los servicios públicos, cierre de fábricas y comercios. Los salarios y pensiones perdieron poder adquisitivo y el consumo bajó durante veinte meses.

Este año, la reactivación no despunta. Hay pérdida de empleos, la inflación crece y hay otro incremento de tarifas. El Gobierno se justifica en que adoptó un programa más gradual que no permite mostrar resultados en todos los sectores.

Más

Fotos

Vídeos