Lula sigue imbatible pese a estar preso

Las encuestas aúpan al exmandatario como el favorito de los brasileños para dirigir el país

MARCELA VALENTE BUENOS AIRES.

Una encuesta divulgada ayer dejó claro que Brasil todavía quiere a Luiz Inacio Lula da Silva, en prisión desde hace nueve días. El sondeo confirma el liderazgo del exmandatario frente a sus adversarios en la carrera por la presidencia del país sudamericano, cuyas elecciones se celebrarán el próximo 7 de octubre. Pese a que todo parece indicar que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) no podrá presentarse, su hipotética candidatura se impone al resto de las planchas en las encuestas, tanto en primera como en segunda vuelta.

El sondeo de Datafolha revela, además, que si Lula finalmente no puede presentarse no solo crecerían los votos en blanco sino que el exmandatario conservaría un gran poder para movilizar al electorado en la contienda política. Un 30% de los consultados asegura que votaría al candidato electoral elegido por Lula, y otro 16% confiesa que «tal vez» lo haría. Pese a esta corriente a favor del expresidente, algunos analistas insisten en que Lula pierde apoyos a medida que avanza el proceso judicial que lo ha llevado a la cárcel.

De hecho, recuerdan que su apoyo en el mes de enero alcanzaba el 37% y ahora apenas supera el 30%. Lo que no cambia en las encuestas es el nombre de su principal rival, el derechista Jair Bolsonaro, que cuenta con un apoyo del 15%.

En cualquier caso, llama la atención -siempre según los datos arrojados por las encuestas- que un 62% de los brasileños crea que Lula no se podrá presentar a las elecciones y aun así lo prefieren al resto de candidatos. En un escenario de elecciones a dos vueltas, el expresidente alcanza en los sondeos el 49% de las intenciones de voto, un porcentaje similar al que cosechaba antes de ingresar en prisión.

Condenado en dos instancias por corrupción y blanqueo de capitales, Lula insiste en su inocencia. El juez Sergio Moro no pudo presentar pruebas contundentes en las que se pudiese demostrar que el exmandatario recibió un tríplex como soborno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos