Lula se lanza a la presidencia con Brasil sumido en el caos

Los empleados de Petrobras se suman esta semana a la huelga de camioneros en el mayor órdago lanzado al Gobierno de Temer

MARCELA VALENTE BUENOS AIRES.

El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva presentó ayer su precandidatura a las elecciones de octubre en más de un centenar de ciudades pese a estar preso desde el pasado 7 de abril. El anuncio del aspirante favorito de los brasileños coincide con una huelga de camioneros que mantiene al país sumido en el caos con localidades en situación de emergencia, sin apenas medios de transporte operativos ni alimentos de primera necesidad en los supermercados. A la protesta iniciada hace una semana por los transportistas como consecuencia del incremento del 50% en el precio de los combustibles desde julio del año pasado se suman esta semana los petroleros, lo que agravará todavía más una situación que en algunas regiones ya resulta insostenible.

La combativa Federación Única de Petroleros (FUP) -que agrupa a trece sindicatos del sector, principalmente de Petrobras- iniciará a partir del miércoles «una huelga nacional de advertencia de 72 horas», como medida previa al cese total de las actividades por «tiempo indeterminado». Además de la rebaja del precio del gas de cocina, la FUP también exige el fin de la venta de activos de Petrobras y la dimisión del titular de la firma, Pedro Parente. Los trabajadores denuncian que el presidente Michel Temer le colocó al frente de la petrolera para llevar a cabo una política de desinversión pública, apertura al capital extranjero y la liberalización del precio de los combustibles, que fue precisamente lo que provocó el estallido de la huelga al dispararse la factura en carburantes.

La situación empeora con el paso de las horas. La totalidad de los 24 Estados brasileños, además del Distrito Federal, están afectados en mayor o menor medida por una huelalga que ya ha obligado a cerrar decenas de aeropuertos, puertos, medios de transporte público y centros de enseñanza, además de poner en riesgo el suministro de agua y electricidad en muchas regiones del país sudamericano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos