El juez preso Ángel Zerpa continúa en huelga de hambre e incomunicado

R. C.

caracas. El juez venezolano Ángel Zerpa, detenido por los servicios de Inteligencia tras ser nombrado miembro del Tribunal Supremo por el Parlamento opositor, está detenido en la sede del servicio secreto y lleva 28 días en huelga de hambre e incomunicado. «Su compañero de celda nos ha asegurado que mi padre ha perdido diez kilos y está vomitando líquido», dijo a Efe la hija del juez, Carmina Zerpa, que asegura no haber podido hablar con su padre desde que éste fuera detenido el pasado 21 de julio.

Ángel Zerpa fue uno de los 33 jueces paralelos designados por el Parlamento de mayoría opositora para sustituir a otros tantos magistrados en ejercicio en el Supremo, cuyos nombramientos se realizaron cometiendo numerosas irregularidades por el anterior Congreso, de mayoría chavista.

El Supremo reaccionó a las designaciones culpando de delitos de usurpación y traición a la patria a los 33 magistrados paralelos y Zerpa fue detenido un día después de su designación por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Zerpa, juez con una dilatada experiencia y un notable historial académico, es, según su entorno, el único de los 33 magistrados «legítimos» investidos por el Parlamento que sigue preso. En protesta por su detención «arbitraria», según sus representantes legales, Zerpa se declaró en huelga de hambre y lleva más de «380 horas sin consumir ningún tipo de comida sólida», ingiriendo «únicamente agua, Gatorade y agua de coco».

En cuanto a su detención, la familia del magistrado asegura que «se lo llevaron sin orden de captura y con un vehículo no identificado». Además, afirman que quienes le apresaron llevaban chaquetas con símbolos del Sebin y actuaban por órdenes del presidente Nicolás Maduro.

Problemas de salud

Zerpa sufre de úlcera e hipertensión, pero ninguna autoridad ha verificado hasta ahora su estado de salud, pese a las repetidas solicitudes de su familia. «Ni siquiera nos han permitido verlo para convencerlo de que cese la huelga de hambre, que es lo que más le está deteriorando», declaró su hija Carmina.

Según organizaciones de derechos humanos en Venezuela hay más de 600 presos políticos, buena parte de ellos recluidos en condiciones de hacinamiento en la sede caraqueña del Sebin, conocida como El Helicoide, donde también se encuentra Zerpa.

Fotos

Vídeos