Italia confisca el barco a una ONG

La Fiscalía investiga las actividades de rescate de inmigrantes de una asociación alemana por presuntos «indicios» de tráfico de personas

R. C. ROMA.

Por primera vez en su historia reciente, Italia ordenó la incautación de una nave empleada por una ONG para el rescate de personas en el Mediterráneo por sospechas de favorecer la inmigración clandestina. El barco 'Iuventa' de la ONG alemana Jugend Rettet para el rescate de inmigrantes frente a las costas de Libia fue incautado a petición de la Fiscalía de Trapani. La Policía italiana precisó que la investigación judicial fue abierta en octubre del 2016 bajo la acusación de «favorecer la inmigración clandestina».

«La confiscación preventiva ha sido dispuesta para impedir que el delito se repita», explicó el fiscal Ambrogio Cartosio. Aseguró que durante las pesquisas, aún en curso, se registraron «graves indicios de contactos y encuentros» entre los traficantes de seres humanos y miembros de la tripulación. Según su relato, los inmigrantes eran escoltados por las mafias hasta la embarcación, próxima a las aguas territoriales de Libia, desde donde zarpa la mayoría de los inmigrantes que llegan a Italia tras ser rescatados en alta mar.

Contactos con las mafias

El fiscal aseguró que los traficantes «entregaban» los inmigrantes a los miembros de la ONG y detalló que estos contactos se produjeron el 10 de septiembre de 2016 y el 18 y el 26 de junio de este año, aunque dijo que la investigación «está aún en curso». Cartosio descartó por el momento la posibilidad de «una colaboración estable entre el barco y los traficantes libios» pues, apuntó, «los fines de ambas partes son bien distintas».

El fiscal descarto que la medida de confiscar el barco tenga relación con que la ONG no haya firmado el código de conducta propuesto por Italia y la UE. Jugend Rettet y Médicos sin Fronteras rechazaron el lunes adherirse al «código de conducta» para regular las operaciones de rescate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos