Irán presiona a Europa con un plan para enriquecer más uranio

La UE «estudia» el anuncio hecho a la Agencia de la Energía Atómica por Teherán, que dice que «no viola» el acuerdo nuclear

R. C.

Tras el portazo de Donald Trump el pasado 8 de mayo al acuerdo nuclear con Irán, la república islámica dio ayer una nueva vuelta de tuerca con un plan para aumentar su capacidad de enriquecimiento de uranio. El anuncio de Teherán, enviado por carta a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), aumenta la presión sobre la UE y las potencias europeas -Reino Unido, Francia y Alemania- que quieren salvar el pacto internacional alcanzado en julio de 2015 con el régimen para que aparcara su programa nuclear a cambio del levantamiento de sanciones.

«Si las condiciones lo permiten, puede ser que mañana (por hoy) en Natanz podamos declarar la apertura del centro de producción de nuevas centrifugadoras», señaló el vicepresidente y máximo responsable de la Organización Iraní de la Energía Atómica, Ali Akbar Salehi. En cualquier caso, matizó que «esto no viola el acuerdo» de Viena sobre el programa nuclear que Teherán firmó con el llamado grupo 5+1 -China, Rusia y las tres potencias europeas-. Y tampoco significa que «fracasaron las negociaciones» con la UE.

Las autoridades comunitarias, que preparan medidas para tratar de esquivar los efectos de las sanciones de Estados Unidos tras su salida del acuerdo y así compensar a Irán, tomaron nota. La portavoz de Exteriores de la UE, Maja Kocijancic, aseguró que están «estudiando el anuncio». En cualquier caso, recordó que Bruselas seguirá «respetando el pacto mientras Teherán haga lo mismo».

La Organización Iraní de la Energía Atómica confirmó, por su parte, que la AIEA «ha recibido una carta de Irán el 4 de junio» en la que se informade un plan para «iniciar la producción» de hexafluoruro de uranio (UF6). Se trata de un gas pesado que al ser centrifugado a alta velocidad deja uranio enriquecido, el cual permite producir combustibles para las centrales nucleares, pero en grandes dosis sirve para fabricar una bomba nuclear.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, prosiguió ayer su ofensiva contra Irán en París, donde se reunió con el presidente galo, Enmanuel Macron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos