El inminente Gobierno de Italia quiere una UE adelgazada

Di Maio atiende a los medios de comunicación, tras reunirse el pasado miércoles con Salvini. :: Giuseppe Lami / efe
/
Di Maio atiende a los medios de comunicación, tras reunirse el pasado miércoles con Salvini. :: Giuseppe Lami / efe

El Movimiento 5 Estrellas y la Liga están a un paso de cerrar su acuerdo y esperan tener elegido un primer ministro el lunes

DARÍO MENOR ROMA.

Si no surgen ulteriores contratiempos, habrá que esperar a la semana que viene para saber quién liderará el próximo Gobierno italiano y cuáles serán los puntos principales de su programa. El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga siguieron ayer negociando y aseguraron que están a un paso de cerrar el contrato que deberá seguir el Ejecutivo. Sus líderes, Luigi di Maio y Matteo Salvini, respectivamente, valoraron con matices diferentes el estado en que se encontraban las conversaciones. «Estamos con los últimos detalles», comentó un optimista Di Maio. Salvini, en cambio, se mostró más cauto al decir que no habrá nada definitivo hasta el lunes. Ese día estas dos formaciones tendrían que haber deshecho además ya el nudo gordiano de las negociaciones: quién será el primer ministro.

Del nombre que Di Maio y Salvini elijan para ese cargo depende buena parte del futuro político inmediato de Italia. Tendrá que darle el visto bueno el presidente de la República, Sergio Mattarella, pero también será examinado con lupa por Bruselas y por los mercados internacionales. El miércoles los inversores reaccionaron aterrados ante un borrador del contrato de Gobierno, luego desmentido, en el que se contemplaba un mecanismo para sacar a Italia de la zona euro. Desde entonces el M5E y la Liga han ido distribuyendo borradores posteriores en los que no se estima la salida de la moneda única, pero sí que se pone negro sobre blanco la voluntad de dar guerra en Bruselas.

Convenio de Dublín

Un objetivo inmediato y lógico es cambiar el Convenio de Dublín, según el cual el refugiado debe pedir asilo en el primer país al que arriba. Esta normativa perjudica mucho a las naciones de llegada de extranjeros, como Italia, España o Grecia.

Estas dos fuerzas políticas muestran asimismo su euroescepticismo al abogar en su programa conjunto por un adelgazamiento de la UE. Consideran que sus competencias «deberían reducirse, recuperando los países aquellas que no pueden gestionarse de manera eficiente a nivel de la Unión y reforzando al mismo tiempo la capacidad de incisión y toma de decisiones de la UE en su campo de intervención».

Aunque se comprometen a negociar las eventuales reformas de los tratados con sus socios europeos, el M5E y la Liga dejan claro su deseo de darle una vuelta a la «estructura de la gobernanza económica europea» para que cada país recupere competencias y se vuelva al «espíritu» anterior al Tratado de Maastricht.

0,29%se anotó ayer el selectivo de la Bolsa de Milán, cuando la víspera había caído el 2,3%

150 puntos básicos mantuvo la prima de riesgo en Italia, en la línea de la jornada anterior

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos