Los indígenas reclaman la reforma del «colonial» sistema judicial de Canadá

J. C. RIVAS TORONTO.

La polémica absolución de dos personas acusadas de matar a jóvenes indígenas está provocando manifestaciones y protestas en toda Canadá y demandas de que el sistema judicial del país sea reformado para que deje de ser una «institución colonial». Ayer, miles de personas participaron en decenas de manifestaciones en todo el país para protestar contra la absolución el pasado jueves de Raymond Cormier, de 56 años. Había sido acusado de la muerte de Tina Fontaine, una adolescente indígena de 15 años cuyo cuerpo magullado apareció en un río de la ciudad de Winnipeg, en el centro del país, en 2014.

Manifestantes en Toronto, Montreal, Halifax, Winnipeg, Saskatoon y otras localidades demandaron «justicia para Tina» y criticaron el sistema judicial y policial canadiense por el tratamiento que sufren los indígenas del país. El viernes, la Federación de Naciones Indígenas Soberanas (FSIN, por sus siglas en inglés), un grupo que representa a 74 tribus indígenas de la provincia de Saskatchewan, solicitó una comisión real para investigar la discriminación contra indígenas en el sistema judicial canadiense.

Y es que el estupor causado por la absolución de Cormier en muchos sectores de la sociedad canadiense, y rabia generalizada entre la población indígena del país, se unen la reciente absolución de otra persona acusada de matar a un indígena de 22 años de edad, informa Efe.

La muerte de Fontaine fue especialmente significativa hace cuatro años. La desaparición y el hallazgo de su cuerpo sin vida, envuelto en un plástico y cargado con piedras para mantenerlo hundido, provocó un movimiento de repulsa entre las mujeres indígenas canadienses que ayudó a materializar una comisión pública de investigación sobre la desaparición y asesinato de mujeres indígenas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos