La guerrilla dice que los atentados no deben afectar a las conversaciones

R. C. BOGOTÁ.

El Ejército de Liberación Nacional manifestó su voluntad de seguir adelante con los diálogos de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, pese a la crisis desatada por los ataques del grupo rebelde en Colombia. «Nosotros nos mantenemos en eso, que sigan las conversaciones y que ningún incidente lleve a que estas se interrumpan», dijo Pablo Beltrán, jefe negociador de la guerrilla.

Rodeado por los miembros del equipo negociador del ELN, Beltrán aseguró que su delegación permanecerá en Quito si la otra parte está dispuesta a «buscar una salida a este incidente». «Si el Gobierno no da una respuesta positiva, necesariamente nosotros tendríamos que regresar a Colombia», aseguró.

El comandante guerrillero señaló que los ataques, que no reconoció de forma explícita, ocurrieron en medio de «la compleja situación de conflicto que sufre el país. Pero pese a ellos, no debe alterarse el curso de las conversaciones para lograr una salida política del conflicto».

La guerrilla consideró que el alto el fuego, que tenía como propósito «mejorar la situación humanitaria de la población» fue logrado «a medias» por la actitud del Gobierno. «La mesa dio un salto cualitativo al desarrollar las conversaciones en medio de un alto el fuego, por lo que nos mantenemos en la decisión expresada de darle continuidad a este logro pactando un nuevo cese bilateral, que supere las dificultades del anterior», detalló el ELN.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos