El Gobierno Macron gana la confianza sin casi oposición

FERNANDO ITURRIBARRIA CORRESPONSAL PARÍS.

El primer Gobierno del presidente centrista Emmanuel Macron, dirigido por el conservador Edouard Philippe, obtuvo ayer la confianza de la Asamblea Nacional francesa con sólo 67 votos en contra, la oposición más baja en los casi 60 años de la Quinta República. De los 566 diputados que participaron, 370 lo hicieron a favor y 129 se abstuvieron, un récord histórico. El resultado refleja la división en la bancada del centroderecha, donde tres cuartas partes se abstuvieron, mientras una docena de los autodenominados 'constructivos' se sumó a la abrumadora mayoría gubernamental en torno al movimiento La República En Marcha (LREM) con el apoyo del MoDem centrista y tres socialistas.

Los 370 sufragios cosechados por Philippe superan los registros de los socialistas Valls (306) y Cazeneuve (305) y los conservadores Fillon (326) y Villepin (363) mientras se acercan a los 374 reunidos para el centroderecha por Raffarin en 2002. Aunque quedan lejos del récord de 464 de Juppé en 1996, el actual alcalde conservador de Burdeos tuvo más votos negativos (100) que los 67 recibidos por el equipo macronista, principalmente desde los escaños comunistas, ultras y de la izquierda radical.

En su discurso de investidura, Philippe se comprometió a reducir la presión fiscal en un punto del PIB y el gasto público en tres puntos al término de los cinco años de legislatura. También confirmó el propósito de que el déficit cumpla este año el objetivo del 3% del PIB a pesar del agujero heredado del Ejecutivo socialista, 8.000 millones según una auditoría del Tribunal de Cuentas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos