El Gobierno cubano y Google buscan mejorar el acceso a internet en la isla

M. L. DE GUEREÑO

la habana. El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, recibió la tarde del lunes al senador republicano de Estados Unidos Jeff Flake y al ex presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, con los que habló de las relaciones bilaterales y las posibles áreas de cooperación, entre ellas la ampliación del acceso a internet en la isla. Fue el primer encuentro del mandatario con personalidades estadounidenses desde su nombramiento, el 19 de abril.

Díaz-Canel «como ingeniero, hablaba con fluidez sobre lo que necesita Cuba y los beneficios que proporciona una mayor conectividad», declaró el senador Flake. El nuevo presidente no se separa de su portátil y desea que sus conciudadanos dispongan de las mismas «armas» que sus adversarios del norte para poder defender desde la red las posiciones de los comunistas cubanos. El Gobierno caribeño lleva meses ampliando la cobertura de las redes wifi, ha rebajado los precios -todavía altos- y comenzando a instalar la conexión a la internet en los hogares.

Cuba y Google firmaron un acuerdo a finales de 2016 para que la compañía estadounidense instalara servidores de almacenamiento de memoria que acelerarían los procesos de descarga. Pero Schmidt quiere más, impresionado «por la preparación de los jóvenes emprendedores. Y todo lo que ellos necesitan es más internet en todas partes». Tres años atrás, Google ofreció ampliar el acceso a la red pero la propuesta no prosperó.

Insiste Schmidt en que «sería muy bueno para Cuba tener mejor conectividad. Ahora mismo depende de un cable desde Venezuela, que no es necesariamente el mejor lugar desde el que tener tu cable de acceso. Disponer de más conectividad beneficiaría a los cubanos, pero les dejaré a ellos decidir la manera».

Un sector sin bloqueo

El señador Jeff Flake dijo confiar en que la reunión posibilite «pactos comerciales» y «la firma de nuevos acuerdos con Google». El de las telecomunicaciones es uno de los sectores donde no se aplica el bloqueo, gracias a las medidas ejecutivas aprobadas durante los mandatos del demócrata Barack Obama.

Los medios cubanos recogieron que Flake, uno de los legisladores republicanos que critica con más dureza el bloqueo unilateral de EE UU, admitió que «las reglas han cambiado» y «hemos dado unos pasos atrás» con Donald Trump pero, añadió, «todavía quedan opciones para que los norteamericanos vengan a Cuba».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos