El fundador de Facebook acepta ir a la Eurocámara, pero será a puerta cerrada

Mark Zuckerberg, durante su comparecencia en Washington. :: efe/
Mark Zuckerberg, durante su comparecencia en Washington. :: efe

Zuckerberg comparecerá ante los líderes de los grupos políticos para dar explicaciones sobre las filtraciones de datos de los usuarios de la red

A. LORENTE OFÍA.

SLa noticia saltó cuando el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, estaba a punto de participar en la cena de líderes celebrada en la capital búlgará. Mark Zuckerberg, CEO y fundador de Facebook, había cedido a las presiones y había aceptado comparecer ante la Eurómacara para dar explicaciones de la masiva filtración de datos a través de Cambrigde Analytica que afectó a 2,7 millones de europeos. Pero el anuncio tenía letra pequeña. Y es que la esperada comparecencia será a puerta cerrada ante los líderes de los grupos políticos y no ante el plenario, como todos querían. Así que nada de estar diez horas aguantando el chaparrón como ocurrió en EE UU.

De nuevo, vuelve a evidenciarse que Europa no es capaz de ganarse el respeto que merecería. El formato elegido traerá cola. Ayer, de hecho, el jefe de filas de los liberales, Guy Verhofstadt, anunció en Twitter que no asistirá a la cita. «No participaré en el encuentro con el señor Zuckerberg si se hace a puerta cerrada. Debe ser una audiencia pública. ¿Por qué no en Facebook Live? Lamento profundamente que el Partido Popular Europeo se haya aliado con la extrema derecha para mantenerlo todo a puerta cerrada», criticó.

Tajani, por su parte, abogó por considerar la botella medio llena y quedarse con que, al final, el fundador de Facebook estará en Bruselas. ¿Cuándo? Aún no hay fecha cerrada, pero se espera que pueda ser incluso tan pronto como la próxima semana. «Nuestros ciudadanos merecen una explicación completa y detallada. Su comparecencia es un paso en la dirección correcta para restaurar la confianza de 500 millones de europeos», recalcó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos