El fuego avanza en el sur de Francia

Decenas de personas son evacuadas de una playa de Bormes-les-Mimosas ante la cercanía de las llamas. :: Anne-Christine POUJOULAT / afp/
Decenas de personas son evacuadas de una playa de Bormes-les-Mimosas ante la cercanía de las llamas. :: Anne-Christine POUJOULAT / afp

Varios incendios amenazan una de las zonas más turísticas del país y obligan a evacuar a unas 12.000 personas

R. C. PARÍS.

Unas 12.000 personas han sido ya evacuadas en el sureste de Francia por una serie de incendios que han devorado más de 7.000 hectáreas y colocado en estado de alerta máxima a las autoridades, criticadas por la falta de medios para luchar contra las llamas. El mayor de los fuegos afectaba ayer al municipio de Bormes-les-Mimosas, en el departamento meridional de Var. Se declaró hacia la medianoche del martes y el miércoles había quemado ya unas unas 1.300 hectáreas.

El fuerte viento reinante en esta turística zona (se calcula que es la mayor receptora de visitantes en verano después de París) dificultó el trabajo de los servicios de extinción. Un bombero resultó herido (ya son 20 desde el pasado lunes) y se evacuó a más de 10.000 personas, entre ellas 3.000 campistas a los que se pidió que no regresaran a recoger sus pertenencias. En la superficie amenazada por las llamas se encuentra la residencia de verano de los grandes duques de Luxemburgo. Enrique y María Teresa, el gran duque Jean, padre del actual soberano, y otros miembros de la familia que pasaban allí unos días de vacaciones también fueron evacuados.

Según el último comunicado de la prefectura de Vars, junto al de Bormes-les-Mimosas había otros dos grandes incendios en La Croix Valmer, donde las llamas habían reaparecido y quemado unas 500 hectáreas, mientras en Artigues desde el lunes han ardido 1.700 hectáreas de monte bajo. En la isla de Córcega el fuego, que ha arrasado desde el lunes 2.000 hectáreas, estaba ya bajo control.

Más de cien focos

La situación ha disparado las críticas de las autoridades locales y de la oposición al Gobierno central, acusado de no contar con medios suficientes. El presidente de la región Provenza Alpes Costa Azul, Renaud Muselier, del partido conservador Los Republicanos, dijo que el Ejecutivo «no ha tomado las medidas necesarias», en declaraciones al canal informativo BFMTV. Muselier alertó de que existen no menos de «cien comienzos de fuego», muchos de los cuales parecen provocados.

La Federación Nacional de Bomberos de Francia (FNSPF) acogió con satisfacción la decisión del ministro del Interior, Gérard Collomb, de enviar refuerzos, pero reclamó que este aumento tenga continuidad en la actividad cotidiana de los centros locales. «Más de 5.300 bomberos están movilizados, muchos de ellos implicados desde hace días e incluso semanas. El agotamiento se siente cada vez más», subrayó la federación en una nota. Francia ha tenido que pedir la ayuda a otros países europeos para reforzar su flota aérea con dos aviones Canadair, lo que llevó a Collomb a anunciar que el año que viene se comprarán seis de estos aparatos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos