Dos extranjeras asesinadas en Egipto

El empeño de El Cairo en ocultar un posible atentado yihadista impide conocer la nacionalidad de las jóvenes acuchilladas en una playa

RAFAEL M. MAÑUECO MOSCÚ.

Dos mujeres extranjeras, no está claro si ucranianas o alemanas, perdieron ayer la vida en la ciudad balneario egipcia de Hurgada como consecuencia de un ataque con arma blanca. En la misma agresión resultaron heridas otras cuatro jóvenes y, según el Consulado general de Rusia, una de ellas es ciudadana rusa. En un principio, el Ministerio del Interior de Egipto anunció que las asesinadas eran ucranianas, pero lo desmintió el embajador de Kiev.

El gobernador de la provincia, Ahmed Abdulah, precisó en un comunicado que las dos fallecidas eran residentes en Hurgada y no turistas, pero sin concretar de qué nacionalidades. Por su parte, el diario 'Al-Ahram' informó de que las fallecidas eran alemanas y las cuatro heridas, además de la rusa, proceden de la República Checa y Armenia.

Las mujeres heridas fueron hospitalizadas en Hurgada, pero nadie ha informado sobre el estado en el que se encuentran. Los medios de comunicación rusos, muy sensibles a todo lo que tenga que ver con terrorismo en los países a donde viajan habitualmente sus conciudadanos, sobre todo después de la explosión que echó abajo un avión con turistas rusos en el Sinaí, en diciembre de 2015, reportaban sobre lo sucedido ayer en el hotel de Hurgada en cuya playa se produjo el ataque.

El autor del ataque, que fue detenido, al parecer evitó atacar a bañistas locales

Al parecer, el agresor llegó nadando desde una playa pública situada cerca y se puso a acuchillar a los bañistas. Después intentó escapar también a nado, pero los agentes lograron capturarle utilizando una embarcación. Un testigo aseguró que era un joven de unos 20 años y 1,80 metros de altura. Al parecer mientras perpetraba su acción gritó: «Apartaos, no quiero a egipcios. Vosotros no sois el objetivo».

Silencio oficial

El Ministerio del Interior local informó sobre la detención del terrorista, aunque tratando de hacer creer que su objetivo era robar, no cometer un atentado terrorista y sin facilitar su identidad. «No conocemos todavía sus motivos. Quizá sea un hombre con problemas mentales», dijo un responsable de la Policía, quien agregó que ya está siendo interrogado. Desde enero de 2016 no se había producido ningún ataque en Egipto contra turistas extranjeros. El de ayer no ha sido todavía reivindicado por ninguna organización. Ayer, al sur de la capital egipcia, fueron asesinados a tiros cinco policías egipcios en el interior de un coche patrulla.

Egipto es un destino turístico muy frecuentado por europeos en general, pero sobre todo por ciudadanos de las antiguas repúblicas soviéticas. La agencia rusa de turismo, Rosturizm, difundió ayer una alerta advirtiendo que el país árabe no es todavía un lugar seguro para pasar la vacaciones y exigió a los operadores abstenerse de vender viajes.

Las compañías aéreas rusas siguen sin efectuar vuelos a Egipto. El 31 de octubre de 2015, la rama local del Estado Islámico reivindicó el atentado con bomba que destruyó el Airbus 321 de la compañía Kogalym Avia cuando volaba sobre la península del Sinaí. Perecieron las 224 personas.

Fotos

Vídeos