Un exministro de Putin, condenado a ocho años de cárcel por soborno

RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ.

Alexéi Uliukáyev, de 61 años y ministro de Economía ruso hasta finales de 2016, fue ayer condenado a ocho años de cárcel en «régimen severo» y a una multa de 130 millones de rublos (casi dos millones de euros) por un delito de soborno. La única prueba contra él ha sido el testimonio de Ígor Sechin, presidente de la mayor petrolera rusa, Rosneft, y hombre estrechamente vinculado al presidente, Vladímir Putin, desde que ambos coincidieron en las filas del KGB.

Uliukáyev, el único ministro ruso procesado y condenado tras la desintegración de la URSS, fue detenido en noviembre de 2016 en la misma sede de Rosneft tras recibir supuestamente de manos de Sechin -que le habría tendido una trampa- la suma de dos millones de dólares (1,7 millones de euros) a cambio de autorizar la adquisición del 50,07% de las acciones de la también petrolera Bashneft. El arresto se produjo cuando salía ya con su vehículo del aparcamiento del edificio de Rosneft.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos