Europa se reivindica ante las urnas

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, durante su discurso ayer en Bruselas. :: Stephanie Lecocq / efe
/
El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, durante su discurso ayer en Bruselas. :: Stephanie Lecocq / efe

Arranca la cuenta atrás de las elecciones de mayo de 2019, claves para el futuro del club por el auge euroescéptico y la crisis de las formaciones tradicionales

ADOLFO LORENTE CORRESPONSAL BRUSELAS.

Tic-tac. Tic-tac. Arranca la cuenta atrás, ya solo queda un año. 365 días para unas elecciones europeas decisivas que marcarán el futuro del club de clubes, de una UE que a partir del 30 de marzo de 2019 comenzará a escribirse a 27 tras la salida oficial de Reino Unido (la real será el 31 de diciembre de 2020). Que no es una cita electoral cualquiera lo evidencia el hecho de que la Eurocámara haya puesto toda la carne en el asador para ir movilizando a la tropa (europeísta, claro). Son muchos los que quieren acabar con la UE y muchos, también, quienes se creen a pies juntillas las mentiras que corren como la pólvora por las redes sociales. Las 'fake news' (noticias falsas) y los bulos son rutina. Toca votar, toca elegir, toca decidir cómo será la UE en el periodo 2019-2024.

«Del 23 al 26 de mayo de 2019, el futuro de Europa estará en manos de 450 millones de europeos pertenecientes a 27 países. El año que tenemos por delante es fundamental para frenar el euroescepticismo y demostrar a los ciudadanos que la UE trabaja para ellos», recalcó el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani. «Es probable que crezcan las fuerzas euroescépticas de izquierda y derecha, pero el problema al que nos enfrentamos no son estos partidos, sino los motivos que llevan a la gente a votarlos», dijo.

Con datos, todo se entiende mejor, así que el Parlamento decidió encargar un eurobarómetro 'ad hoc' que da muchas pistas de por dónde se mueve la Europa ciudadana. Por ejemplo, los partidos tradicionales no salen muy bien parados frente al auge de los denominados «partidos y movimientos emergentes», léase Ciudadanos o Podemos, aunque también la formación de Emmanuel Macron en Francia. Ojo, los hay europeístas, como estos ejemplos, pero también muy euroescépticos, como puede comprobarse en la formación del nuevo Gobierno italiano integrado por el populista M5S y la extrema derecha de la Liga Norte.

LA CLAVE «El problema no son las fuerzas antieuropeas, sino los motivos por los que la gente les vota»

En España, además, el apoyo es mucho mayor que en el conjunto de la UE. Ante la afirmación 'Es necesario un cambio real y estos partidos y movimientos emergentes pueden traerlo', el 56% de los europeos contesta que sí, mientras que en España se eleva hasta el 69%. Hay más. Preguntados si creen que pueden encontrar mejores soluciones, el 63% de los españoles cree que sí, nueve puntos por encima de la media.

Principales preocupaciones

Es verdad que la cosa pinta mal para los partidos clásicos, pero no tanto para la UE. Según la encuesta en la que participaron más de 37.000 personas (de ellas, mil en España), el 67% considera que el hecho de pertenecer a la UE ha beneficiado a su país de residencia. Es la cifra más elevada desde 1983. De nuevo, los españoles aparecen entre los más europeístas sumando el 75% de respuestas afirmativas. Por contra, Italia, con el 44%, sigue siendo el Estado miembro más crítico.

Datos y más datos. Para el 46% de los españoles, votar en las próximas elecciones es muy importante; para el 33%, importante, y solo para el 21% tiene poca importancia. Entre los temas principales que les gustaría que se tratasen en campaña destaca la lucha contra el desempleo juvenil (el 63%), la economía y el crecimiento económico (60%), la lucha contra el terrorismo (44%), la inmigración (37%), la promoción de los derechos humanos y la democracia (35%), la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente (30%).

A la cola de las inquietudes de los españoles están la protección de los datos personales (11%), la protección de las fronteras exteriores de la UE (13%) y la seguridad y las políticas de defensa (15%). Cuando se pregunta en el resto de los Estados miembros, la principal preocupación es la lucha contra el terrorismo (49%), asunto que los españoles ponen en tercer lugar. Para los europeos, la inmigración (48%) se coloca en segundo lugar y y en tercer, las cosas del comer, el crecimiento económico (42%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos