Estalla la guerra entre los Fujimori

Keiko y Kenji Fujimori, en el juicio que condenó a su padre. :: P. A. / efe/
Keiko y Kenji Fujimori, en el juicio que condenó a su padre. :: P. A. / efe

Keiko, heredera del partido del expresidente peruano, expulsa a su hermano por evitar la caída de Kuczynsky

MILAGROS L. DE GUEREÑO CORRESPONSAL L A HABANA.

La guerra política entre los hermanos Keiko, líder del fujimorismo, y Kenji Fujimori es un hecho consumado. La primogénita del expresidente peruano, Alberto Fujimori, para no implicarse directamente, delegó en el Comité de Proceso Disciplinario del partido la decisión de expulsar a su hermano menor de la formación junto a dos de los nueve diputados disidentes de Fuerza Popular (FP) que con su abstención salvaron in extremis a Pedro al actual jefe de Estado del país, Pablo Kuczynski, de ser destituido el 21 de diciembre a cambio de que su padre fuera excarcelado. Un severo castigo por la «inconducta» contra las normas y principios de la agrupación política, es decir, haber roto la disciplina de partido.

Los expulsados, bautizados por Kenji como 'Avengers' (Vengadores), anunciaron ayer su renuncia «irreversible» a la bancada del Fuerza Popular y anticipan la formación de su propio grupo parlamentario. Según dijo el benjamín del clan de origen japonés -diputado más votado en las últimas elecciones-, «esta decisión de dar un paso al costado es porque hemos sido atropellados, víctimas de manera constante por parte de la cúpula».

Todos ellos esperarán la decisión del Tribunal Constitucional sobre las normas del Congreso que les impedirían integrar otros grupos políticos. «Aguardaremos con paciencia que se tumben la 'ley mordaza' que viola nuestros derechos parlamentarios. Una vez se tome esta decisión, vamos a formar una nueva bancada», aseguró Kenji.

Pese a carecer de grupo parlamentario y partido, Kenji se considera líder indiscutible del fujimorismo y ha presentan un plan para alcanzar un «acuerdo de gobernabilidad» de diez puntos que prioriza el «diálogo y la reconciliación nacional con el firme propósito de alcanzar un clima de sana gobernabilidad».

«Todos para uno»

La primera reacción de Kenji fue en Twitter: «Mientras tanto, en algún lugar de Asgard... Uno para todos y todos para uno. A defender la democracia. La Libertad le ganará al miedo. #InfinityWar #ModoAvenger #LaResistencia», escribió.

Maritza García, una de sus diez colegas del «todos para uno», manifestó también mediante un tuit que la sanción «ya se veía venir. No les gusta ni soportan que les refuten nada. El abuso, arbitrariedad y autoritarismo de FP es evidente y lo vamos a combatir».

Las discrepancias entre los hermanos parecen correr paralelas a sus ambiciones. Keiko intenta llegar a la presidencia de Perú, pero no le ayuda nada su vinculación al escándalo de corrupción Oderbrecht y su altivez y frialdad. Aunque siempre ha reclamado la excarcelación de su padre por motivos de salud, no quiso comprometerse en un acuerdo con ha querido ganar puntos sin comprometerse a un acuerdo con Kuczynski.

Su hermano menor, dicen que es más simpático y no dudó en negociar la liberación de su padre. Kuczynki agradeció su posicionamiento indultando casi de inmediato a 'El Chino' de la condena de veinticinco años por delitos de lesa humanidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos