La espectacular campaña de las 'suffragettes' británicas

Activistas diferenciadas de las sufragistas con el eslogan 'Hechos, no palabras', protagonizaron violentas protestas contra el Gobierno liberal

I. GURRUCHAGA LONDRES.

Recepciones en el Parlamento, exposición en museos de retratos de sufragistas, un amplio programa de actos en Manchester, donde nacieron algunas de las más destacadas protagonistas de la campaña por el voto de las mujeres en Reino Unido, señalarán el próximo martes y a lo largo del año el centenario de la aprobación, el 6 de febrero de 1918, de la ley que dio el voto a mujeres mayores de treinta años y con estudios universitarios.

El sufragio de las mujeres ya se había acordado en áreas autonómicas del Imperio Británico: en la Isla de Man, en 1881; en Nueva Zelanda, en 1893; en la región de South Australia, en 1895, y en 1902 en las elecciones al parlamento federal. Países europeos habían aprobado leyes que daban el voto a mujeres: Finlandia, en 1906, luego Noruega, Dinamarca, Islandia... Más tarde, Rusia, Estonia, Ucrania. En 1918, también Austria, Alemania o Polonia.

Pero la hegemonía cultural anglosajona o la espectacularidad de la campaña de las 'sufragettes', que incluyó actividades que hoy quizás recibirían el nombre de terrorismo -ruptura de cristales de sedes ministeriales y más tarde de comercios; intentos de atacar el Parlamento con bombas incendiarias; actos suicidas como arrojarse a los pies de los caballos en las carreras de Epsom- han dado al movimiento británico prominencia universal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos