El escándalo de una ONG lleva a la dimisión al secretario de Estado de Salud de Portugal

Manuel Delgado fue consultor de una entidad dedicada a dolencias raras que hizo un uso indebido de subsidios

R. C. LISBOA.

El secretario de Estado de Salud portugués, Manuel Delgado, se ha visto obligado a presentar su dimisión tras la polémica generada en torno a la asociación Raríssimas por un supuesto uso irregular de subsidios públicos. Delgado fue consultor de esta entidad dedicada a personas con enfermedades raras.

El gabinete del primer ministro luso, António Costa, informó en un comunicado de que había aceptado la dimisión de Delgado y propuesto como sustituta a Rosa Matos Zorrilho, que cuenta con una larga experiencia en la Administración de sanidad del país. La nueva secretaria de Estado tomó posesión después de que el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, aceptara el nombramiento.

Aunque la nota no desvelaba los motivos de la dimisión, la prensa lusa señaló que se debía a las denuncias surgidas sobre Raríssimas, que está siendo investigada por la Fiscalía y será objeto de una inspección por supuesto uso irregular de subsidios públicos.

Según un reportaje difundido de la cadena lusa TVI, la presidenta del colectivo, Paula Brito y Costa, habría utilizado fondos de la asociación para comprarse vestidos, realizar viajes y alquilar varios coches para uso personal, entre otros gastos. Brito e Costa también anunció su dimisión en declaraciones al semanario portugués 'Expresso', en las que señaló que es momento de «dejar a la justicia lo que es de la justicia».

El ministro de Trabajo y Solidaridad, José António Vieira da Silva, ordenó una inspección con carácter «urgente, riguroso y exigente» destinada a analizar todas las dimensiones de la gestión de Brito e Costa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos