May entrega la cartera de la dimitida Patel a otra partidaria del 'brexit'

Penny Mordaunt. :: efe/
Penny Mordaunt. :: efe

La líder conservadora hace frente a la debilidad de un Gabinete en el que son mayoría los partidarios de la UE

ÍÑIGO GURRUCHAGA

londres. Theresa May sustituyó ayer a la dimitida ministra de Ayuda al Desarrollo, Priti Patel, con otra partidaria del 'brexit', Penny Mordaunt. Hace una semana había sustituido al de Defensa, Michael Fallon, con Gavin Williamson, votante como su antecesor por la permanencia en la UE en el referéndum de 2016. Los equilibros de May están más relacionados con su debilidad que con la aritmética.

Según una estimación del 'Financial Times', de los 317 diputados que se sientan en los escaños conservadores desde las elecciones de junio, 176 votaron por la permanencia en la UE en 2016, 138 por la marcha y 3 no revelaron su voto. Hay sesgo a favor del 'in'. En porcentajes es 56% contra 44%, cuando el resultado de la consulta fue de 48% contra 52%. Incluyendo a Mordaunt, hay en el Gabinete 20 ministros que votaron por la permanencia y siete por la marcha. La única duda es la baronesa Evans, responsable de relaciones con la Cámara alta. El balance: 74% contra 26% por la permanencia. Los ministros, con la excepción de Evans, fueron elegidos como candidatos por afiliados conservadores que votaron en favor del 'brexit' por 61% contra 39%, según YouGov.

La misma firma preguntó en septiembre a una muestra de los miembros del Partido Conservador - unos 150.000- quién creen que quiere el 'brexit' en el Gabinete y quién no. El 53% dijo que Theresa May quiere marcharse de la UE y el 35% que no quiere. El 89%, que Boris Johnson quiere marcharse. El 61% cree que el ministro de Hacienda, Philip Hammond, no quiere el 'brexit'.

El Gabinete de May, agitado por errores, desafíos y malas conductas, declara ahora su unidad en torno a la aspiración de sellar con la UE un acuerdo por el que Reino Unido tendría una relación idéntica a la actual, aunque no se sentaría en la mesa comunitaria para tomar decisiones, ni acogería a cualquier ciudadano de la UE, ni seguiría la doctrina del Tribunal de Justicia Europeo.

Si la UE acepta tal acuerdo, May podrá gobernar más tiempo. Pero si no lo acepta, el grupo parlamentario y el Gabinete serán sacudidos por tormentas. Será una batalla entre partidarios de la permanencia y 'brexiters'. Johnson espera el momento de la batalla por el liderazgo. Patel era su correligionaria del 'brexit', su amiga y posible rival. May nombra a Mordaunt para evitar tormentas antes de tiempo.

Mordaunt sirvió en la Marina y fue voluntaria ayudando a huérfanos en Rumanía y Bulgaria. Es diputada por Portsmouth. En la capital de la Royal Navy ganó el 'brexit' por 52% contra 48%, la media nacional. En la campaña del referéndum dijo que Reino Unido no podría evitar la llegada de millones de inmigrantes tras el ingreso de Turquía en la UE. Pero los ingresos se deciden por unanimidad.

Fotos

Vídeos