Trump defiende que su hija lo sustituyera en la mesa de líderes del G-20

Ivanka Trump observa a su padre durante la cumbre del G-20 en Hamburgo. / Sean Gallup (Efe)

Ivanka Trump, asesora del presidente, se sentó en el lugar reservado para su padre en la mesa principal de la cumbre el sábado cuando el mandatario se ausentó temporalmente

EFEWashington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha defendido hoy que su hija Ivanka, quien también es su asesora, lo sustituyera temporalmente en las sesiones de la cumbre de líderes del G-20 celebrada en Hamburgo (Alemania), tras los numerosos comentarios al respecto.

"Cuando salí de la Sala de Conferencias para reuniones cortas con Japón y otros países, pedí a Ivanka que ocupara el asiento. Muy común. ¡Angela M. (Merkel) está de acuerdo!", ha explicado Trump a través de su cuenta personal de Twitter.

Ivanka Trump, hija mayor y asesora del presidente, se sentó en el lugar reservado para su padre en la mesa principal de la cumbre el sábado cuando el mandatario se ausentó temporalmente.

Es habitual que en este tipo de encuentros algún alto cargo ocupe de forma provisional el puesto de un jefe de Estado o de Gobierno cuando éste no está presente, para no dejar vacío el asiento.

La canciller alemana, Angela Merkel, al ser preguntada al respecto, indicó que entra dentro de las competencias de cada delegación decidir quién de sus integrantes sustituye al presidente en caso de ausencia. "Es obvio que Ivanka trabaja en la Casa Blanca", apostilló Merkel.

Mientras, en otro tuit, Trump sugirió que los comentarios en los medios serían muy distintos si las protagonistas de lo ocurrido hubieran sido su rival demócrata en las elecciones presidenciales, Hillary Clinton, y la hija de ésta, Chelsea.

En ese caso, los "Fake News", como califica Trump a la mayoría de los principales medios de comunicación de EEUU, estarían ya promoviendo una candidatura de Chelsea Clinton a la Casa Blanca, según el mandatario.

Chelsea Clinton respondió a Trump y, también en Twitter, dijo que a su madre ni a su padre, el expresidente Bill Clinton, "nunca" se les hubiera ocurrido pedirle a ella ocupar su asiento en una cumbre, como hizo el presidente con su hija.

"¿Estaba (usted) vendiendo a nuestro país? Espero que no", preguntó Clinton a Trump en su tuit en respuesta a un comentario en ese sentido escrito por el presidente en su tuit aludiendo al tiempo que Hillary desempeño el cargo de secretaria de Estado.

Fotos

Vídeos