Aplazan la entrada de transexuales en el Ejército de Estados Unidos

Este aplazamiento no afecta a los transexuales que ya se encuentran sirviendo en las Fuerzas Armadas

R. C.

El Pentágono ha aplazado el anuncio realizado en junio de 2016 por el entonces secretario de Defensa, Ashton Carter, de abrir las Fuerzas Armadas a los transexuales. El actual secretario de Defensa, James Mattis, aprobó el pasado viernes una «recomendación» para «aplazar el acceso a los solicitantes transgénero en las Fuerzas Armadas hasta el 1 de enero de 2018», según informó en un comunicado.

La decisión de Mattis se ha conocido solo unas horas antes de la fecha límite del 1 de julio de 2017 fijada por el Gobierno del expresidente estadounidense Barack Obama para empezar a reclutar a transexuales para las tropas. Durante estos seis meses, se revisarán los planes de adhesión de los transexuales y el posible «impacto» en la «preparación y poder letal» de las Fuerzas Armadas, indicaron.

Este aplazamiento no afecta a los transexuales que ya se encuentran sirviendo en las Fuerzas Armadas. «La realidad es que tenemos a transexuales sirviendo en uniforme hoy en día. Los estadounidenses quieren servir y la profesión de las armas debe estar abierta a todos. Debemos tener acceso al 100% de la población», argumentó entonces el jefe del Pentágono.

El primer paso hacia el fin de la discriminación por orientación sexual en las Fuerzas Armadas se dio en septiembre de 2011, cuando el Congreso, a instancias de una resolución judicial, canceló la política «Don't ask, don't tell», implementada bajo el Gobierno de Bill Clinton (1993-2001), que prohibía el acceso a quienes «mostrasen propensión o intenciones de perpetrar actos homosexuales».

Fotos

Vídeos