EE UU confirma injerencia del Kremlin pero no colusión con Trump

Donald Trump./Reuters
Donald Trump. / Reuters

El informe publicado por la bancada republicana ha sido duramente criticado por los demócratas el comité

EUROPA PRESSNueva york

La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE UU ha determinado que el Kremlin y otros actores estatales rusos se inmiscuyeron en el desarrollo de los comicios de 2016 pero no ve indicios de una supuesta conspiración entre la campaña del entonces candidato republicano, Donald Trump, y las autoridades rusas para volcar las elecciones a favor del magnate.

Así se desprende de las principales conclusiones del informe publicado este viernes -con importantes revisiones y tachaduras- por la bancada republicana, y duramente criticado por los demócratas del comité. «El Gobierno ruso empleó (el medio de comunicación Russia Today) para impulsar su maligna influencia en las elecciones», según las conclusiones del informe, en el que responsabiliza a los servicios de Inteligencia rusos de «usar las redes sociales en un intento de sembrar la desconfianza y minar el proceso electoral».

«La campaña de medidas activas rusas contra los Estados Unidos ha sido polifacética. Ha aprovechado los ataques cibernéticos, las plataformas encubiertas, las redes sociales, los intermediarios de terceros y los medios estatales», según las conclusiones de la comisión. Sin embargo, «la comisión no ha encontrado pruebas de que los negocios de la precampaña del presidente Trump fueran la base de una posible colusión» y «ninguno de los testigos aportó pruebas de colusión, conspiración o coordinación entre la campaña de Trump y el Gobierno ruso».

La investigación tampoco ha recabado pruebas de que ni el hijo y el yerno del presidente, Donald Trump Jr. y Jared Kushner, consiguieron obtener «información derogatoria sobre la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton» en una reunión con personas presuntamente conectadas con el Gobierno ruso el pasado 9 de junio de 2016, aunque sí ha constatado que «esperaban recibirla».

Tampoco encuentra pruebas de colusión en cualquier encuentro que hubieran podido mantener asociados de Trump con oficiales rusos como el entonces embajador de Moscú en Washington, Sergei Kislyak.

Con todo, la comisión avisa de que la investigación especial de Robert Mueller, «así como las que puedan emprender los medios o grupos de interés pueden encontrar hechos que a los que este Comité no pudo acceder fácilmente o que están fuera del alcance de nuestra investigación».

El presidente Trump ha saludado en Twitter las conclusiones del informe. «Informe de la Comisión de Inteligencia de la Casa publicado. 'No hay evidencia' de que la Campaña Trump 'confabulara, coordinara o conspirara con Rusia'», ha escrito en su cuenta de Twitter, donde ha acusado a la campaña de Clinton de pagar por investigar a la campaña de Trump.

«La campaña de Clinton pagó por investigar a la oposición», ha añadido Trump en referencia a los contactos entre la campaña de la candidata demócrata con la compañía Fusion GPS a través del bufete Perkins Coie para confeccionar un dossier con los presuntos contactos entre Trump y Rusia.

«¡Guau! ¡Una caza de brujas total! ¡Debe terminar ahora!», ha concluido el presidente. El demócrata Adam Schiff, máximo representante demócrata en la comisión, ha tachado el informe de «fundamentalmente fallido», y ha acusado a los republicanos de «no investigar las pruebas de colusión».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos