La Rioja

Dos fiscales demandan a Trump por recibir dinero de varios gobiernos extranjeros

El presidente de EE UU, Donald Trump.

El presidente de EE UU, Donald Trump. / EFE

  • Un tribunal federal lo considera como «flagrante violación» por parte del presidente de las previsiones constitucionales

Los fiscales generales de Maryland, Brian Frosh, y del Distrito de Columbia, Karl Racine, han presentado este lunes una demanda contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por recibir supuestamente dinero de gobiernos extranjeros por negocios de los que no se ha desvinculado totalmente.

En una rueda de prensa desde Washington, Racine ha asegurado que la demanda se cursó esta mañana ante un tribunal federal por una "flagrante violación" por parte de Trump de las previsiones constitucionales contra la influencia del dinero de intereses extranjeros o nacionales.

Los fiscales generales consideran que "nunca antes en la historia de este país" un presidente había tenido un conjunción tan grande de intereses económicos de los que no se ha desvinculado, que a su juicio ponen "la democracia en riesgo".

Horas antes, ya lo había adelantado el periódico Washington Post, que sin embargo no detallaba más al respecto. La demanda ha abierto un nuevo frente para Trump en un momento en el que lidia con la investigación sobre si alguien de su campaña confabuló, con el Gobierno ruso, para interferir en las elecciones de 2016.

Frosh, por su parte, ha dicho que esperan que eventualmente los tribunales o el Tribunal Supremo sienten precedente en este caso y se determine por ley que Trump debe hacer más para desvincularse de sus negocios, algo que solo ha hecho dimitiendo de todas sus responsabilidades en la Trump Organization.

Los dos fiscales generales han considerado que Trump está violando las cláusulas de emolumentos de la Constitución, ya que gobiernos como el saudí están "endulzando" sus relaciones con la Casa Blanca mediante el gasto de centenares de miles de dólares en los hoteles de Trump, como el Trump International Hotel, muy próximo a la Casa Blanca en el centro de Washington.

Llamadas «inusuales»

Preet Bharara, cesado en marzo como fiscal federal de Manhattan tras negarse a dimitir tal como le había pedido el Departamento de Justicia de EE UU, ha afirmado que recibió varias llamadas "inusuales" por parte de Trump desde el momento en el que era presidente electo.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense ABC, Bharara ha indicado sobre Trump que "parecía que intentaba cultivar algún tipo de relación". "Una conversación personal sin el fiscal general fue algo raro y peculiar, entre el presidente y yo o cualquier fiscal de Estados Unidos al que se haya pedido investigar varias cosas y está hipotéticamente en posición de investigar intereses comerciales y a asociados del presidente", ha manifestado.

Así, ha dicho que, una vez que Trump asumió el cargo, se negó a contestar a una de las llamadas del presidente. "La llamada entró. Recibí un mensaje. La ignoramos deliberadamente, pensando que era inapropiado contestar, y 22 horas después se me pidió que dimitiera junto a otras 45 personas", ha relatado.

"Hasta la fecha, no tengo ni idea de por qué fui cesado", ha recalcado. Bharara y personas cercanas a él afirmaron tras su cese que el propio Trump le había pedido que continuara en el cargo. "No dimití. Fui despedido hace poco", comentó el 11 de marzo a través de Twitter.

En noviembre de 2016, poco después de las elecciones presidenciales, Trump pidió a Bharara que siguiera en el cargo durante una reunión en la Torre Trump. Tras el encuentro, Bharara compareció ante la prensa y reveló su compromiso de continuidad.

Amigo de James Comey

Por ello Bharara, amigo del exdirector del FBI James Comey, ha indicado que las declaraciones sobre Comey acerca de sus conversaciones con Trump "fueron algo parecido a un déjà vu". Comey afirmó esta semana ante el Senado que el presidente le pidió que abandonara la investigación contra Flynn por supuestos lazos con Rusia, agregando que el FBI nunca inició una investigación contra el propio Trump.

Por otra parte, explicó que decidió poner por escrito el contenido de sus encuentros con Trump porque "por la naturaleza de la persona" temía que "podía mentir sobre la naturaleza de nuestra reunión". En respuesta, el mandatario acusó a Comey de "filtrar" dichos documentos, y personas cercanas al presidente han apuntado a un posible caso contra Comey por este hecho.

En otro orden de cosas, Bharara ha apuntado que "hay pruebas para empezar un caso" contra Trump por obstrucción a la justicia sobre sus supuestos intentos de impedir una investigación del FBI sobre su exasesor de seguridad Michael Flynn. Sin embargo, ha matizado que "en estos momentos, nadie sabe si es un caso de obstrucción que se pueda demostrar", añadiendo que "no hay fundamentos para decir que no hubo obstrucción".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate