Donald Trump cierra con una semana triunfal un año tumultuoso

El presidente Trump firmó ayer en el Despacho Oval y ante los periodistas su controvertida reforma fiscal. :: Chip Somodevilla / afp/
El presidente Trump firmó ayer en el Despacho Oval y ante los periodistas su controvertida reforma fiscal. :: Chip Somodevilla / afp

El presidente alaba el anuncio de bonos de Navidad por parte de las grandes empresas beneficiarias por su reforma fiscal

CAROLINE CONEJERO NUEVA YORK.

Tras la firma de la ley de Reforma Fiscal por el presidente Donald Trump y la aprobación de la prórroga de la financiación federal, los republicanos y el mandatario terminan el año con dos importantes victorias legislativas.

La Reforma Fiscal, la mayor en los últimos 30 años, representa el logro legislativo más importante de Trump en su primer y tumultuoso año presidencial. Aprobada solo con votos republicanos, tendrá un impacto en cada familia y empresa del país a partir de 2018. En un esfuerzo por venderla a la clase media Trump firmó la ley de Reforma Fiscal calificándola de regalo de Navidad para los norteamericanos y un gran impulso para la economía.

La ley, muy impopular entre la mayoría del público, beneficia desproporcionadamente a las grandes corporaciones, que verán reducciones fiscales masivas, mientras que la mayoría de los estadounidenses tendrán recortes temporales de diversa índole y grado.

Donald Trump hizo hincapié en los efectos beneficiosos de us iniciativa para la clase media y la creación de empleo, y añadió que «las corporaciones están como locas». Como ya ha admitido el propio Trump en un desliz de arrogancia, la ley se vendió a base de mentiras para entregar el mayor beneficio a los más acaudalados. Sin embargo, todos los pronósticos vaticinan consecuencias graves para los republicanos en las urnas de las elecciones de 2018.

Por ello, la Administración y los republicanos esperan que los efectos de estímulo económico que prometieron con la ley empiecen a notarse lo antes posible. A tal fin, el propio Trump alabó a las grandes compañías que anunciaron bonos de Navidad a sus empleados, incrementos salariales e inversiones.

Guiños de las corporaciones

En vísperas de la aprobación, algunas grandes corporaciones hicieron pública su intención de reinvertir en la economía, como Boeing, que señaló que dedicará hasta 300 millones a entrenamiento de su fuerza laboral, mejoras en sus instalaciones y obras de caridad. El conglomerado mediático Comcast, entre otros, anunció asimismo bonos de Navidad de 1.000 dólares para unos 100.000 empleados así como 50.000 millones de euros en inversiones.

En esencia, puras relaciones públicas con gestos populares, pero de pequeño coste, dirigidos a ayudar a construir una percepción favorable de Trump y los republicanos en agradecimiento por los enormes ahorros de los que se beneficiarán con la reforma fiscal. Una buena campaña de 'marketing' por parte de estas grandes corporaciones cuyos intereses se encuentran en manos de los legisladores de Washington y que sin duda dará frutos en una variedad de proyectos de vital importancia para sus intereses de futuro.

La aprobación de la prórroga de financiación federal evita el cierre del Gobierno hasta el 19 de enero, fecha en la que se que emplaza al Congreso a aprobar un nuevo periodo de financiación temporal.

La urgencia y la necesidad de consensos se saldaron con algunas víctimas, incluidos los capítulos de inmigración y gasto. La falta de consenso obligó a dejar en la cuneta la aprobación de la ley DACA antes de Navidad como querían los demócratas, con lo que el purgatorio de espera continua para los 'dreamers', con su futuro migratorio en el limbo. Los republicanos se han comprometido a aprobar en enero la DACA, que resolvería finalmente el futuro migratorio que afecta a unos 700.000 jóvenes.

El programa temporal de gasto incluye tambien la reautorización temporal del seguro médico infantil que provee cobertura de salud gratuita o a bajo coste a cerca de 9 millones de niños. Además provee fondos para cobertura médica a los veteranos militares a través de centros de salud comunitarios.

La prórroga permitirá a los legisladores y a Trump preparar un plan de gasto para el año fiscal de 2018. Trump anunció que sus próximas prioridades se centrarán en la legislación sobre infraestructuras con una inversión masiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos