Detienen a un refugiado de 18 años por el atentado de Londres

Patrullas policiales fueron desplegadas por el suburbano londinense después de que se declarara el nivel 'crítico' de alerta. :: F. A. / efe
Patrullas policiales fueron desplegadas por el suburbano londinense después de que se declarara el nivel 'crítico' de alerta. :: F. A. / efe

El supuesto autor de la fallida masacre en el metro fue arrestado en el área de salidas del ferry que cruza el canal de la Mancha

ÍÑIGO GURRUCHAGA LONDRES.

Un joven de 18 años fue detenido en la mañana de ayer por la Policía británica en el área de salidas del ferry que cruza el canal de la Mancha desde Dover a Calais, en la investigación del fallido atentado en el metro de Londres, que el viernes hirió a cerca de treinta personas. La gran mayoría han sido dadas de alta. La detención fue calificada como «significativa» por un portavoz de Scotland Yard.

El sospechoso no ha sido identificado, pero cinco horas después un dispositivo de fuerzas de seguridad tomó una calle del barrio de Sunbury-on-Thames, en el sudoeste de Londres, y entró en una casa unifamiliar en la que una pareja acogía desde hace décadas a niños encomendados por los servicios sociales o residentes en Reino Unido como refugiados.

Ronald Jones, de 89 años, y su esposa, Penelope, de 71, fueron condecorados en 2009 por la reina Isabel II como miembros de la Orden del Imperio Británico por sus servicios a los niños y a las familias. Según estimaciones publicadas ayer por los medios británicos, habrían acogido temporalemte en su casa a más de 250 niños y jóvenes necesitados de un domicilio seguro.

El diario 'The Sun' recogía el testimonio de una vecina amiga de los Jones que afirma que Penelope le había confesado recientemente que se sentía impotente para controlar a uno de los dos jóvenes que vivía con ellos en la casa. Según esta vecina, el chico, del que se dice que tiene 18 años, habría sido protagonista de un incidente que culminó con su arresto, hace dos semanas, en Parsons Green, donde se produjo el atentado.

Aunque estas informaciones no sean en su totalidad veraces, hay suficientes coincidencias como para creer que el detenido es el principal sospechoso de la colocación del artefacto explosivo en un tren del metro de la línea District.

La ministra de Interior, Amber Rudd, afirmó que «es demasiado pronto para saber si la Policía conocía» al autor o autores del atentado. El registro de la vivienda, en cuyo jardín, según 'The Mirror', la Policía encontró explosivos, y «algunos objetos de interés» hallados por las fuerzas de seguridad tras evacuar la terminal de Dover podrían dar pistas sobre la existencia de más sospechosos de participación o colaboración.

Por su parte, el Centro Conjunto de Análisis del Terrotismo (JTAC), que define el grado de alarma ante posible atentados, lo mantuvo ayer al nivel más alto, 'crítico', que se define como la posibilidad de un atentado inminente. Desde Scotland Yard recordó que el Ejército Islámico (ES) reivindica rutinariamente este tipo de atentados, pero en este caso no le daba credibilidad por el momento, manteniendo una «mente abierta» sobre motivos y conexiones. En cualquier caso, el atentado ha sido asociado, como otros anteriores, a la comedia 'Four Lions' (Cuatro Leones), una película de 2010 que imagina un ridículo intento de unos musulmanes británicos de unirse al yihadismo.

La presencia de policías en el transporte público de Londres se mantiene en niveles más bajos que en casos anteriores de mayor alarma. A los espectadores que acudan hoy al partido de fútbol entre el Chelsea y el Arsenal en el estadio de Stamford Bridge, a diez minutos de paseo de Parsons Green, se les ha aconsejado que no lleven bolsas para evitar controles de seguridad.

Fotos

Vídeos