Desmantelada la comisión investigadora del fraude electoral

Entre las alucinaciones que acompañaron la llegada de Donald Trump al poder está la de haber perdido el voto popular porque se permitió votar a millones de inmigrantes ilegales. La acusación no tenía fundamento, pero como ya era presidente se le pidió que conminase a su Gobierno a demostrarlo. No ha podido y el miércoles desmanteló la comisión que formó para investigar ese presunto fraude. No por eso admite su derrota, sino que acusa a los Estados de haberla boicoteado al no querer proporcionar la información que le pedían.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos