La derecha, favorita en Eslovenia con su rechazo a la UE y los refugiados

El ex primer ministro Jansa, que tiene el mayor respaldo en las legislativas de hoy, está vetado para formar Gobierno

IVIA UGALDE

Algunos lo apodan 'el príncipe de las tinieblas' por su bronco discurso antiinmigración y euroescéptico que toma como modelo a su amigo, el ultraconservador primer ministro húngaro, Viktor Orban. Janez Jansa, de 59 años y líder del conservador Partido Demócrata (SDS) desde hace un cuarto de siglo, ya ha sido jefe de Gobierno en dos ocasiones y hoy llega de nuevo a las urnas como claro favorito en las elecciones legislativas, de las que saldrán elegidos los 90 diputados del nuevo Parlamento. Su gran problema será encontrar un socio de Gobierno porque casi todos los partidos han cerrado la puerta a pactar con quien consideran «un populista de la derecha radical».

Jansa no pueda gobernar en solitario y solo un potencial partido parlamentario le ha ofrecido su apoyo, la conservadora Nueva Eslovenia (NSi), que sería insuficiente para formar mayoría. Por ese motivo, aún no da la batalla por perdida su principal rival, el antiguo humorista Marjan Sarec, de 40 años, alcalde de la pequeña localidad Kamnik y estrella política ascendente. No en vano, en las elecciones presidenciales de octubre -en las que salió reelegido Borut Parot-, el excomediante que se hizo popular por satirizar precisamente a las autoridades públicas logró el 47% de los votos.

Según los últimos sondeos, el conservador SDS de Jansa lograría entre el 25% y el 30% de las papeletas mientras que la Lista de Marjan Sarec (LMS) obtendría en torno al 15%. Por detrás, con solo un 10% de los votos, estaría el Partido del Centro Moderno (SMC) del dimitido primer ministro liberal Miro Cerar, que presentó su renuncia en marzo debido a divergencias dentro de su coalición. Que solo consigan hoy uno de cada diez sufragios es un batacazo para la formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos