Culpable de asesinato el británico que arrolló a los fieles de una mezquita de Londres

R. C.

londres. Un jurado declaró ayer culpable por los cargos de asesinato e intento de asesinato al británico Darren Osborne, de 48 años, que el pasado 19 de junio arrolló con una furgoneta a un grupo de musulmanes cerca de una mezquita en Londres. Osborne, que negó ambos cargos, mató a Makram Alí, de 51 años, uno de los fieles de una mezquita en Finsbury Park, y dejó heridas a otras nueve personas.

El juicio desarrollado en la Corte de Woolwich (sureste de Londres) se ha prolongado durante nueve días, durante los que la Fiscalía expuso que el acusado se había radicalizado con ideas de extrema derecha en las semanas previas al ataque. Osborne, que fue descrito por su esposa durante el proceso como un «alcohólico funcional» de «temperamento impredecible», conocerá hoy la pena que le impone la magistrada Bobbie Cheema-Grubb.

El hombre, padre de cuatro hijos y desempleado, se había radicalizado tras leer material político en internet y después de ver un drama de la BBC sobre una red de explotación infantil de Manchester (Inglaterra) en la que varios de sus integrantes eran de origen paquistaní.

A las 00:15 horas del 19 de junio Osborne lanzó su furgoneta contra un grupo de fieles musulmanes que había terminado los rezos del Ramadán. El hombre que falleció en el ataque se había desplomado en el suelo minutos antes del atropello y estaba siendo atendido por otras personas, algunas de las cuales resultaron heridas.

La fiscal Sue Hemming sostuvo que Osborne «planeó y ejecutó este ataque motivado por su odio a los musulmanes» y consideró que «debe afrontar las consecuencias de sus acciones». «No hay defensa posible para el asesinato de un musulmán sobre la base de que algunos musulmanes han llevado a cabo abusos a niños o actos de terrorismo», agregó la juez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos