Cuatro británicos, convictos por preparar atentados yihadistas

LOURDES GÓMEZ LONDRES.

Cuatro británicos fueron ayer declarados culpables de «preparar actos terroristas» tras un largo proceso judicial en que también se cuestionó la integridad de los servicios de Inteligencia. El jurado del Old Bailey, la mítica corte penal de la City de Londres, falló contra Naweed Ali , de 29 años; Khobaib Hussain, de 25; Mohibur Rahman, 33, y Tahir Aziz, 38, en sendos veredictos unánimes. De acuerdo con la fiscalía, los ahora convictos creían en la «yihad violenta» y estaban en la fase de planear ataques contra operativos de la Policía y las Fuerzas Armadas.

Los cuatro fueron detenidos en agosto de 2016 en una extensa operación encubierta del Servicio de Seguridad MI5. Agentes secretos montaron una falsa empresa de mensajería en Birmingham y contrataron a Hussain por cien libras limpias al día. Poco después captaron a Ali y, cuando trataban de instalar micrófonos en su automóvil, hallaron en su interior una bolsa con armamento, desde un cuchillo de carnicero a una bomba de tubería a medio fabricar.

La defensa de Ali basó su estrategia en denunciar la falsedad y corrupción de agentes del MI5 y de la brigada especial de la policía regional. Alegó que ellos plantaron el alijo de armas en el interior del vehículo y les acusó de coordinar y falsificar sus testimonios. Uno de los agentes, cuya identidad quedó protegida, prestó declaración y fue interrogado ante el jurado durante jornadas sucesivas. Casi la mitad de las vistas se celebraron a puerta cerrada, sin acceso del público ni los medios. Ahora se cuestiona qué medidas tomar con yihadistas que han cumplido condena y recuperan la libertad sin renunciar a sus ideales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos