Cristina Fernández niega encubrimiento a Irán y acusa a Macri de persecución

Cristina Fernández, expresidenta de Argentina y senadora electa, negó ayer ante la Justicia haber encubierto a los sospechosos iraníes de atentar contra una mutual judía de Buenos Aires en 1994 y acusó al Gobierno de Mauricio Macri de usar el Poder Judicial para perseguir opositores. «El Gobierno está detrás de esto», subrayó ante la prensa la exmandataria, ya procesada en tres causas -dos de ellas por corrupción-.

Convocada por el juez Claudio Bonadio, la ex jefa de Estado (2007-2015) acudió a los tribunales federales de Buenos Aires para declarar como investigada por las acusaciones que en enero de 2015, días antes de aparecer muerto, presentó contra ella y otros miembros de su Gobierno el fiscal Alberto Nisman.

El procurador aseguraba que un acuerdo suscrito entre Argentina e Irán en 2013 para investigar el atentado, que dejó 85 muertos y sigue impune, buscaba realmente encubrir a los sospechosos del ataque, entre ellos el expresidente iraní Alí Akbar Rafsanjani y el excanciller Alí Akbar Velayatí, con el propósito de favorecer el intercambio comercial bilateral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos