Las dos Coreas intercambian disparos en otra deserción de un militar del Norte

A. S. BRAUN

seúl. La frontera intercoreana vivió ayer otro episodio de tensión con soldados de ambos países intercambiando fuego de advertencia, después de que un militar del Norte huyera al Sur, el primero en hacerlo tras la espectacular deserción de otro en noviembre pasado.

El soldado del Norte apareció caminando entre la neblina frente a un puesto de guardia fronterizo situado en la «vertiente occidental» de la divisoria entre los dos países sobre las 8:04 hora local (medianoche es España), detalló a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano.

Aunque las autoridades militares del Sur no lo han confirmado, medios locales aseguran que la deserción se produjo cerca del municipio fronterizo de Yeoncheon (a unos 55 kilómetros al norte de Seúl). Poco después, las tropas del Sur detectaron a una patrulla de soldados norcoreana que aparentemente buscaba al huido y lanzaron un mensaje de advertencia a través de su sistema de megafonía al ver que el grupo se aproximaba a la Línea de Demarcación Militar (MDL) fronteriza.

Media hora después y desoído el aviso, aparentemente, por la patrulla del Norte, los surcoreanos realizaron «varios» disparos, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa, quien añadió que el grupo norcoreano decidió entonces retroceder.

En torno a las 10:15 horas (2:15 en España), soldados del Sur escucharon también varios disparos, supuestamente de advertencia, procedentes de la franja norte de la militarizada frontera intercoreana. El de ayer es el cuarto soldado norcoreano que huye al Sur este año y el primero desde la dramática deserción de un militar que recibió cinco disparos de militares norcoreanos en su huida a través de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), la único donde soldados de las dos Coreas se ven cara a cara.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos