Condenado a 27 años el 'diácono de la muerte' por matar ancianos en Bélgica

R. C. BRUSELAS.

Un exenfermero y diácono en una diócesis de Bélgica fue condenado ayer a 27 años de cárcel por una serie de asesinatos de ancianos, entre ellos su propia madre, a quienes, según confesó, quiso ahorrarles sufrimientos. Ivo Poppe, de 61 años, conocido como el 'diácono de la muerte', reconoció durante el juicio celebrado en Brujas haber matado «entre diez y veinte» personas, aunque no identificó a todas.

El jurado del tribunal penal de Brujas, que debía pronunciarse sobre los casos identificados, lo halló culpable de cinco asesinatos con premeditación: el de su madre, su suegro, dos tíos abuelos y una paciente de la clínica donde él ejercía como enfermero.

Poppe, casado y padre de tres hijos, fue encarcelado en mayo de 2014 después que la justicia fuera informada de sus confidencias compartidas a su psiquiatra, a quien dijo «haber practicado la eutanasia a una decena de personas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos