El cambio de modelo del 'ejército primero' a la 'economía primero'

Z. A. SHANGHÁI.

Donald Trump tiene claro que, a pesar de que él no levantará las sanciones que pesan sobre Corea del Norte hasta que el régimen certifique con hechos su compromiso con la desnuclearización, Kim Jong-un busca poner en marcha reformas económicas que propicien un desarrollo similar al que han vivido países como China o Vietnam. El presidente estadounidense no dio detalles al respecto, pero sí dijo que Kim «quiere mejorar el futuro de su gente» y que «no hay límite a lo que Corea del Norte puede lograr cuando abandone las armas nucleares».

Eso podría sugerir un cambio de rumbo en el país más hermético del planeta. De hecho, diferentes acontecimientos también apuntan a la posibilidad de que Kim esté planeando un golpe de timón para sustituir el tradicional modelo del 'ejército primero' por otro más pragmático: la 'economía primero'. No en vano, el joven heredero de la dinastía comunista ya ha puesto en marcha reformas en sectores como el agrícola o el comercial, y ayer el portavoz de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, se mostró favorable a reducir las sanciones que ahogan al régimen para facilitar la transformación.

«Las resoluciones aprobadas por Naciones Unidas estipulan que se deben realizar ajustes a las sanciones según el cumplimiento del acuerdo por parte de Corea del Norte. China considera que el Consejo de Seguridad debe apoyar el diálogo diplomático en curso y los esfuerzos que se están realizando para la desnuclearización», justificó Geng. En las localidades fronterizas de China son de la misma opinión, y allí las autoridades han tenido que intervenir para controlar el 'boom' inmobiliario que ha provocado la mejora de la situación en Corea del Norte. Todos dan por sentado que una nueva era económica está a punto de llegar.

La Declaración de Panmunjom firmada con Corea del Sur el 27 de abril también incluye diferentes acuerdos de cooperación económica que pueden materializarse en la reapertura del parque industrial conjunto de Kaesong y en ambiciosas iniciativas como los dos corredores y el cinturón económico que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha propuesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos