Cadena perpetua para Astiz, el gran represor argentino

'El ángel de la muerte' y 'El Tigre', responsables del centro de tortura de Armada, condenados por crímenes de lesa humanidad

MARCELA UENOS AIRES.

B Tras cinco años de audiencias y más de ochocientos testimonios, la Justicia argentina dio a conocer ayer su veredicto en la causa conocida como ESMA III, el proceso legal más grande de la historia judicial del país, que juzgó delitos de lesa humanidad perpetrados contra 789 víctimas durante la dictadura militar (1976-83). Los acusados eran inicialmente 68, pero 14 fueron apartados por causas de salud o fallecieron. La Fiscalía había pedido perpetua para 52 acusados y penas de entre 10 y 25 años para los otros reos. Pero las condenas fueron más leves y sólo en los casos más graves se aplicó la pena mayor. Entre ellos el capital de la Armada Adolfo Astiz, cabecilla de la trama y conocido como 'El ángel de la muerte', y su compañero Jorge 'El Tigre' Acosta.

El veredicto cerró un megaproceso. A lo largo de 410 audiencias, los testigos recostruyeron el horror vivido en la Escuela de Mecánica de la Armada, que funcionó como un centro ilegal de detención durante el régimen presidido por el dictador Jorge Videla. Por allí pasaron alrededor de 5.000 presos clandestinos, que fueron torturados y desaparecieron.

«Para nosotros las pruebas fueron contundentes», sostuvo el fiscal Jorge Auat, de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad. Las víctimas eran torturadas y luego anestesiadas y transportadas en aviones hasta el océano Atlántico, donde eran lanzadas vivas. De esa manera se ocultaban las evidencias de los crímenes. Por ello también fueron condenados seis pilotos que participaron en aquellos 'vuelos de la muerte'.

Uno de los casos juzgados más sonados fue el de la Iglesia de la Santa Cruz. En 1977, donde feuron secuestradas doce personas. Había entre ellas varias madres de Plaza de Mayo, dos religiosas francesas y otros familiares y amigos. El grupo, que en el que había un infiltrado de Adolfo Astiz, fue llevado a la ESMA y terminó en el mar. Los cuerpos de seis de ellos aparecieron en las costas de la provincia de Buenos Aires.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos