Bombas en iglesias de Chile ante la visita del Papa

Se registraron tres explosiones en templos e integrantes de una formación política intentaron tomar la sede que alojará a Francisco

M. VALENTE

BUENOS AIRES. Tres artefactos explosivos detonaron en distintas iglesias de la zona metropolitana de Chile en la madrugada de ayer, a solo tres días del inicio de la visita del papa Francisco a ese país. «Papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana», advertían los panfletos encontrados tras uno de los tres siniestros. Hubo además una amenaza de bomba en un cuarto templo, un intento de ocupación de la Nunciatura -el sitio en el que el Pontífice tiene previsto alojarse- y un ataque con piedras y bombas de pintura en una oficina pública en la ciudad de Concepción -500 kilómetros al sudoeste de Santiago-, con escritos contra la visita del Papa.

La presidenta Michelle Bachelet consideró «muy extraño» el conjunto de ataques que no necesariamente estarían vinculados. Uno de ellos alude al presunto sometimiento de los cuerpos e ideas que exigirían los religiosos. «Cuerpos libres, impuros y salvajes», reivindicaron los agresores en los panfletos que dejaron en uno de los ataques.

La mandataria aseguró que el Gobierno procura brindar seguridad a la visita papal que arranca el lunes en Santiago, continua en Temuco y finaliza en la de Iquique -casi 1.800 kilómetros al norte-. Y pidió que la gente se exprese «de manera pacífica». También Sebastián Piñera, presidente electo de Chile, condenó los actos de violencia contra la Iglesia. «El odio y la intolerancia no pueden primar sobre el respeto y el Estado de derecho», remarcó.

Además de los ataques, que provocaron daños materiales, un grupo intentó ingresar a la sede de la Nunciatura Apostólica donde pernoctará el Papa y fue desalojado por carabineros -fuerzas de seguridad-. Eran miembros y dirigentes del partido político Andha, quienes advirtieron que «el problema no es la fe, sino los millones que gastan». «Aquí en Chile hay miseria, pedofilia, asesinatos y nadie hace nada, pero se gastan millones en un personaje religioso», cuestionaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos