Boda en pleno vuelo papal

Boda por todo lo alto, y nunca mejor dicho, la que tuvo lugar ayer en el vuelo papal entre las ciudades chilenas de Santiago e Iquique. El Pontífice celebró el matrimonio de una azafata y un azafato de la aerolínea Latam que ya estaban casados por lo civil, pero nunca habían celebrado el rito religioso porque la iglesia donde pensaban realizarlo se derrumbó en un terremoto en 2010. Cuando le contaron la historia al Papa, este se ofreció para casarles allí mismo en el avión. Es la primera vez que ocurre algo así en los viajes pontificios. «¿Está seguro?», le preguntaron los azafatos, a lo que Francisco les respondió: «¿Están seguros ustedes?». El testigo de la ceremonia fue el presidente de la aerolínea y un cardenal se encargó de preparar el acta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos