Blair ensaya su regreso a la política con un llamamiento a parar el 'brexit'

Una de las muchas manifestaciones celebradas en Londres contra el 'brexit'. :: Luke MacGregor/REUTERS/
Una de las muchas manifestaciones celebradas en Londres contra el 'brexit'. :: Luke MacGregor/REUTERS

El ex primer ministro laborista fustiga al Gobierno May, pero critica la debilidad táctica y estratégica de su partido

LOURDES GÓMEZ LONDRES.

Tony Blair ha retornado al debate político del Reino Unido con una cruzada personal contra el 'brexit'. El ex primer ministro laborista denuncia la confusión, división y contradicción del Gobierno conservador de Theresa May sobre la salida de la Unión Europea (UE) en un ensayo que publicó hoy en la plataforma digital de su nuevo Instituto para el Cambio Global.

«Es la decisión más importante que hemos tomado como nación desde la Segunda Guerra Mundial y estamos cometiendo un error que el mundo no puede comprender y las generaciones futuras no podrán perdonar», escribe.

'Brexit, lo que sabemos ahora' incluye también una crítica abierta a la «tímida» línea adoptada por el laborismo bajo la dirección de Jeremy Corbyn. «Estoy en desacuerdo con nuestra posición actual, por razones estratégicas, pero también tácticas», protesta. La dirección laborista mantiene una posición ambigua respecto al 'brexit' que le dio réditos en las elecciones generales del pasado junio y acabó con las rebeliones internas. El partido acepta el resultado global del referéndum de 2016 -el 52% a favor de la marcha y el 48% por la permanencia- y promete «dar prioridad al empleo y al nivel de vida» en la «relación estrecha con la UE» que labrará cuando llegue la oportunidad de gobernar.

El arquitecto del nuevo laborismo insta a Corbyn a reclamar «la superioridad moral de la política progresista» y defender la continuidad en la UE no solo como la mejor alternativa «por principios y por motivos económicos sino también por razones profundamente políticas».

Para Blair, este es el «año decisivo para el destino del 'brexit' y Reino Unido» en tanto que la UE espera pactar para el otoño con el Ejecutivo May los términos finales del divorcio y las líneas generales de la futura relación. Y, según añade Blair en su escrito, «2018 será la última oportunidad para tener voz y voto» sobre el posible acuerdo. El Gobierno únicamente se ha comprometido a ofrecer «un voto significativo» a ambas cámaras del Parlamento de Westminster sobre el pacto que alcance con Bruselas.

Por otro lado, los partidos Nacional de Escocia (SNP) y Liberal-Demócrata lideran la campaña a favor de un segundo referéndum una vez se conozcan el alcance y consecuencias del futuro acuerdo con la UE. Es una propuesta que respaldan sus respectivos afiliados con mayorías superiores al 80%, según un estudio de la Queen Mary University of London. El mismo informe académico indica además que el 78% de las bases laboristas son favorables a un nuevo plebiscito en contra de las directrices de sus líderes. Pero, a nivel del electorado en general, los sondeos de opinión desvelan pocas ganas de retornar a las urnas.

Blair no discute la derrota de los europeístas, pero reivindica el «derecho del país a cambiar de opinión». El exgobernante reclama el sufragio ya sea en el Parlamento, en un referéndum o en unas legislativas antes del 'brexit', previsto oficialmente en marzo de 2019. «Reivindiquemos el derecho a cambiar de opinión cuando conozcamos los términos de la nueva relación», defiende en su ensayo para el año nuevo.

El entorno de Corbyn ha rebatido la «poco útil» contribución del antiguo líder, que ha sacado a relucir la «confusión» del mensaje laborista. Y 'brexistas' del mismo partido, como la diputada Kate Hosey, observaron a través de Twitter que Blair representa el mismo 'establishment' que llevó a obreros y asalariados laboristas del norte y este de Inglaterra a apoyar el 'brexit'.

Pero el curtido político critica el horizonte actual fijado en la salida de la UE, aunque sea una versión diferente y más ligera que la de los conservadores. Es una táctica que, según apunta, bloquea frentes de ataque contra el Gobierno May por el descuido de los servicios públicos, los problemas de seguridad o el deterioro económico. «Como el Partido Laborista dice 'nosotros también haremos 'brexit', no podemos atacar el vasto efecto de distracción... todas las energías del Gobierno y las cantidades sustanciales de dinero que se dedican al brexit», señala al tiempo que urge a Corbyn a rebatir las mentiras y falsas promesas de la campaña euroescéptica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos