Berlín reactiva las devoluciones de peticionarios de asilo a Grecia

MARÍA MOLINOS BERLÍN.

El Gobierno alemán ha reactivado las devoluciones de peticionarios de asilo a Grecia. A apenas siete semanas para las elecciones generales, Berlín confirmó ayer que va a volver a cumplir el Protocolo de Dublín con Atenas y seguir devolviendo a este país a los migrantes irregulares que lleguen a su territorio y hayan accedido a la UE a través de Grecia.

La situación económica en el país heleno ha mejorado «notablemente» y éste ya puede volver a asumir plenamente sus obligaciones, argumentó un portavoz del Ministerio de Interior. Berlín, debido a las dificultades financieras de Atenas, había suspendido en 2011 la aplicación de la regla europea que regula el tratamiento a los migrantes en el área Schengen. Ahora el país ha vuelto a la senda del crecimiento, está haciendo sus primeros pinitos en los mercados y está cerca de concluir el tercer programa de rescate.

«Dublín es el sistema vigente mientras no haya otro», apuntó el portavoz. El Ministerio de Interior subrayó no obstante que el número de afectados será «mínimo», sin aportar una cifra exacta. La tramitación de estas expulsiones, explicó, se llevará a cabo de forma coordinada entre Berlín y Atenas, y afectará únicamente a aquellos peticionarios que llegaron a la UE a través de Grecia y presentaron su solicitud de asilo a Alemania desde marzo.

Además, el Ministerio de Interior anunció que «pueden ser devueltos» a su país de origen afganos considerados «peligrosos» por vínculos islamistas y los «delincuentes», así como las personas que dificulten su identificación. Estas expulsiones habían sido suspendidas temporalmente hace unas semanas, tras una cadena de atentados que, además de centenares de muertos, afectaron a la embajada de Alemania en Kabul.

Las deportaciones a Afganistán han generado una importante polémica en Alemania, porque la ley prohíbe al Gobierno expulsar a extranjeros a sus países de origen si en ellos corre peligro su vida.

Fotos

Vídeos