Berlín crea una unidad policial para dirigir y coordinar la lucha antiterrorista

Los equipos de socorro atienden a las víctimas del ataque contra el mercadillo navideño en Berlín. / F. B. / REUTERS

El Gobierno alemán se prepara ante un posible atentado múltiple como los de París y Bruselas

MARÍA MOLINOS BERLÍN.

Alemania se está preparando para un escenario como el de los atentados coordinados de París y Bruselas. Y para dirigir y coordinar la respuesta de las fuerzas de seguridad en caso de un ataque terrorista múltiple puso en marcha ayer una nueva dirección de la Policía Federal.

El ministro de Interior, Thomas de Maizière, indicó que las fuerzas de seguridad deben adaptarse a los cambios que se han producido en los últimos años en la «situación de seguridad» con la llegada del terrorismo yihadista a Europa. Los operativos son muchos más «complejos» cuando se ha de responder a varios atacantes sincronizados con diferentes tipos de armamento en múltiples localizaciones.

Con el objetivo de «poder dar una respuesta contundente», argumentó De Maizière, se pone en marcha esta nueva unidad policial, un «importante paso» en el refuerzo de la «arquitectura de la seguridad» del país. El presidente de la Dirección 11, Olaf Lindner, hasta ahora comandante de la unidad antiterrorista GSG9, habló por su parte de un «decisivo primer paso» dentro de un «largo camino» por «territorio desconocido».

LA FRASELa nueva estructura tiene el fin de «poder dar una respuesta contundente», dice el ministro de Interior

De 60 a 300

«Es un gran paso para lograr un mayor grado de seguridad para los ciudadanos de Alemania», afirmó el ministro de Interior, que visitó las nuevas instalaciones de la Dirección 11, se entrevistó con la cúpula de la unidad y departió con miembros de las unidades de intervención especial, pilotos de helicóptero y artificieros. La Dirección 11 cuenta en la actualidad con unos 60 empleados, que llegarán a ser 300 cuando esté a pleno rendimiento.

Esta unidad se va a encargar de dirigir operativos complejos en caso de ataques yihadistas, así como de coordinar la respuesta de las fuerzas de seguridad en este supuesto, explicó en la visita al centro el presidente de la Policía Federal, Dieter Romann. En una emergencia terrorista, precisó, es necesario que cooperen el Estado federal y los lander, y que trabajen de forma coordinada los distintos cuerpos de las fuerzas de seguridad. Además, va a encargarse de labores de protección de diplomáticos alemanes en el extranjero, de dar formación y apoyo logístico, técnico y especializado. Entre las unidades que se integran en esta dirección se encuentran la unidad antiterrorista GSG9, el servicio federal de helicópteros, el servicio de protección de las legaciones diplomáticas alemanas en el exterior, el equipo de vigilancia de vuelos comerciales, así como servicios técnicos y de artificieros.

Berlín decidió la creación de esta nueva dirección tras el 'julio negro' de 2016. En menos de dos semanas Alemania sufrió los dos primeros atentados yihadistas en su territorio, aunque las únicas dos víctimas fueron los atacantes, y un tiroteo en Múnich, en el que un joven de 18 años mató a nueve personas en un centro comercial. En diciembre, un peticionario de asilo irrumpió con un camión robado en un mercadillo navideño de Berlín y mató a once personas.

Fotos

Vídeos