Las bases deberán respaldar la alianza

Si se llegaran a acuerdos hasta el viernes para negociar en firme una coalición de gobierno, la decisión final quedará en manos del Partido Socialdemócrata, que ha convocado el próximo 21 de enero un congreso extraordinario en Bonn para estudiar los resultados de los sondeos y sancionar esa posible alianza. Llegado el caso, el documento con el acuerdo de coalición entre CDU/CSU y SPD no se espera que esté redactado antes de finales de febrero y después deberán ser las bases socialdemócratas las que decidan sobre su aprobación en una consulta interna.

La CDU aprobará el texto en un congreso extraordinario, mientras en el caso de la CSU bastará con que los altos gremios del partido den luz verde. Esos procesos retrasan una posible jura del nuevo gabinete de Angela Merkel hasta finales de marzo. Toda una prueba de paciencia para los alemanes y para el conjunto de Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos