Aumentan a 17 los muertos en California

Dos mujeres se consuelan tras ver su hogar calcinado. :: efe

Ayer había 22 incendios activos que habían arrasado 69.000 hectáreas y Trump ya ha declarado el estado de catástrofe natural

R. C.

Los muertos por los violentos incendios que azotan el norte de California subieron ayer a 17, según informaron las autoridades, mientras centenares de bomberos tratan de controlar las llamas alimentadas por el fuerte viento. «Las únicas novedades de la noche son nuevas evacuaciones en la ciudad de Geyserville y el valle de Sonoma. Esperamos que el viento se calme y que progresemos», tuiteó el sherif del condado de Sonoma, uno de los más afectados por el fulgurante avance del fuego.

En esta zona conocida por su tradición vinícola han perdido la vida al menos once personas, aunque hay 200 en paradero desconocido. Hubo dos víctimas mortales en el condado de Napa, tres en el de Mendocino y otra más en el de Sutter. El portavoz de los Bomberos de California (CalFire) explicó en su cuenta de Twitter que 22 incendios arrasan actualmente el Estado y que ya han quemado 69.000 hectáreas. Napa lucha contra el incendio 'Tubbs', que ha abrasado más de 11.000 hectáreas y destruido 571 construcciones, casi todas residenciales. Unos 650 bomberos han sido desplazados a este lugar, donde otros 16.000 edificios están en peligro.

El incendio 'Atlas', también en Napa, apenas estaba controlado en la noche del martes. Desde el domingo ha arrasado 10.500 hectáreas. En el condado de Mendocino, el incendio 'Redwood' ha destruido cerca de 12.000 hectáreas y apenas está contenido.

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el martes el estado de catástrofe natural. Alrededor de 4.000 personas -entre bomberos, socorristas, asociaciones no gubernamentales y militares de la Guardia Nacional californiana- luchan contra el fuego.

La mayoría de los focos comenzaron el domingo y progresan con extrema rapidez por los fuertes vientos. La Policía de la localidad de Santa Rosa advirtió en Facebook que los servicios meteorológicos preveían un retorno de las fuertes rachas en la región a partir de la noche de ayer y hasta esta mañana. Semejante evolución «crea condiciones extremadamente peligrosas para los bomberos», subrayó.

Fotos

Vídeos