Las asociaciones de prensa condenan el montaje

R. C.

La simulación del asesinato del periodista ruso Arkadi Bábchenko realizada por las autoridades ucranianas mereció la condena de Reporteros Sin Fronteras (RSF), que la calificó de «penosa». El secretario general de la organización, Christophe Deloire, denunció que «hubo una mentira de Estado, aunque fuera breve», y precisó que si bien la reaparición del periodista suponía «un gran alivio», era «lamentable que los servicios secretos ucranianos hayan jugado con la verdad, independientemente de cuál sea el motivo».

Según las autoridades de Ucrania, se trató de un espectacular montaje para desbaratar un intento de asesinato real. Para Deloire, lo ocurrido con el periodista Arkadi Bábchenko «no hace avanzar la libertad de prensa. Basta una sola simulación para sembrar la duda sobre todos los asuntos de asesinatos políticos».

La Federación Europea de Periodistas(EFJ, por sus siglas en inglés) se sumó a la condena «de esta mentira y esta inaceptable manipulación de la opinión pública», según un comunicado publicado en su página web. La EFJ advirtió que siempre que se utilice el «subterfugio» de hacer pensar a la opinión pública que algo falso es real, las fuerzas de seguridad, los periodistas y los medios «tienen la responsabilidad de descubrir cómo y por qué» han usado esta técnica y deben «justificar sus acciones».

En este caso, la Federación Europea de Periodistas dijo no estar «convencida de las llamadas 'justificaciones' de los servicios de seguridad ucranianos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos