La Rioja

Japón facilitará la residencia permanente para extranjeros muy cualificados

Extranjeros por las calles de Tokio con sus maletas.
Extranjeros por las calles de Tokio con sus maletas. / Afp
  • El Gobierno nipón busca impulsar su economía mediante la presencia de más talento foráneo ante el envejecimiento de su población

Japón permitirá a determinados profesionales extranjeros altamente cualificados obtener la residencia permanente tras solo un año de estancia en el país, informa hoy el diario económico Nikkei. Con esta decisión el Gobierno japonés busca impulsar su economía mediante la presencia de más talento foráneo.

Ante el decrecimiento poblacional o la rigidez del mercado laboral, el Ejecutivo se ha propuesto equiparar su sistema para facilitar este tipo de permisos de residencia al de otras economías avanzadas, según muestra el plan que se activará a partir de marzo de 2017 y que adelanta hoy el rotativo de información económica.

La actual normativa migratoria nipona permite a trabajadores extranjeros con altas cualificaciones optar a este permiso permanente tras cinco años de residencia en el archipiélago.

El historial académico, la experiencia laboral o los ingresos brutos anuales serán factores que puntuarán dentro de una escala que empleará la Oficina de Inmigración. De hecho, este patrón ya se emplea desde 2015 para evaluar las solicitudes planteadas por extranjeros que han residido en Japón durante más de cinco años.

Solo un año de estancia

Quienes superen los 70-80 puntos en dicha escala podrán optar por la residencia permanente tras el primer año de estancia, mientras que aquellos profesionales con alta cualificación que queden por debajo de ese nivel podrán solicitarla tras tres años en el país asiático, en vez de cinco, según Nikkei.

Aunque los detalles de este marco aún se están estudiando, el Ejecutivo se plantea conceder puntos extra a todos aquellos que realicen grandes inversiones en Japón o que se hayan licenciado en las universidades de mayor prestigio internacional.

El permiso permanente concede ventajas a un extranjero en Japón, un país con una política migratoria muy estricta donde menos del 2 por ciento de la población ha nacido fuera del país y donde carecer de este estatus de residencia puede impedir, por ejemplo, acceder a determinados empleos o a prestamos bancarios.

El encogimiento de la fuerza laboral nipona también ha motivado que el Gobierno haya comenzado a estudiar este año permitir la entrada de mano de obra extranjera no cualificada mediante un sistema que seleccionaría a trabajadores de sectores específicos mediante acuerdos de colaboración económica con países de origen.