Las aseguradoras de Florida podrían quebrar al no poder pagar a sus clientes

R. C.

La sombra de 'Irma' es alargada. Las huellas del huracán, que según las previsiones provocarán importantes daños en Florida, podrían hacer quebrar a las compañías de seguros, incapaces de pagar a sus clientes. 'Irma' podría arrasar una de las regiones más pobladas de Estados Unidos, incluyendo las lujosas áreas que rodean Miami, donde cientos de miles de millones de dólares en bienes raíces están en peligro.

Hasta el viernes por la mañana, los pronósticos de daños se situaban en alrededor de 100.000 millones de dólares, según la compañía Enki Research, especializada en desastres naturales. Shahid Hamid, un experto en la industria de seguros que supervisa las pruebas de estrés para los reguladores estatales de Florida, tiene serias dudas sobre la capacidad de las aseguradoras locales para absorber un 'shock' de esta magnitud. Como director del laboratorio de seguros en el centro de investigación de huracanes de la Universidad Internacional de Florida, Hamid testea a las compañías para ver si están suficientemente capitalizadas como para manejar una avalancha de demandas como consecuencia de los huracanes. Aunque todas las empresas aprobaron la ronda más reciente de pruebas, éstas no contemplaron el «escenario excepcional» de una tormenta de 100.000 millones de dólares, advirtió.

Florida, un estado propenso a los huracanes, ha tenido cambios considerables en su mercado de seguros desde el huracán Andrew, que en 1992 causó daños por 27.000 millones de dólares. Después de que aseguradoras como State Farm y Prudential dejaran el mercado local, Florida mejoró los códigos de construcción para reducir los daños causados por tormentas, promovió el reaseguro y el Estado creó una aseguradora de última instancia, Citizens Property Insurance Corporation. Alrededor del 70% de los edificios en el sur de Florida son anteriores al huracán Andrew -por lo que no se construyeron bajo las condiciones actuales- y muchos nunca fueron adaptados, pero incluso los requisitos más estrictos serían de poca ayuda frente a tormentas superiores a las categorías 2 y 3.

Fotos

Vídeos