Argentina afronta su 'Día D'

Una oficina de cambio de divisas de Buenos Aires muestra los tipos de cambio vigentes ayer. :: Eitan ABRAMOVICH / afp
/
Una oficina de cambio de divisas de Buenos Aires muestra los tipos de cambio vigentes ayer. :: Eitan ABRAMOVICH / afp

El futuro de su economía depende de la decisión de los tenedores de 21.500 millones de euros en Letras del Estado que vencen hoy

MARCELA VALENTE BUENOS AIRES.

En busca de evitar una hecatombe, el Banco Central de Argentina adoptó ayer una medida osada cuyo resultado se empezará a conocer hoy, cuando los tenedores de un volumen millonario en letras decidan si renuevan su inversión en pesos -la moneda nacional- o buscan refugio en el dólar. Llega del 'Día D' de una crisis financiera que comenzó hace tres semanas y que ha puesto de manifiesto la fragilidad de su economía, que acumula un fuerte déficit fiscal y un nivel de endeudamiento que ha crecido de forma desmesurada.

Sin que nadie previera la medida, el Banco Central resolvió ayer ofrecer al mercado cambiario 5.000 millones de dólares (4.185 millones de euros), el 10% de sus reservas totales. Lo hizo a un precio 6,5% superior al del viernes: 25 pesos por unidad. La entidad se anticipó así a la devaluación esperada para hoy en un intento de tomar el control de la crisis. La ofensiva provocó inicialmente una caída en la cotización, aunque al final la jornada cerró con el dólar a 25,52 pesos, 7% por encima del viernes.

La autoridad monetaria pretendía llegar en alerta a la jornada de hoy, cuando vencen 640.000 millones de pesos (unos 21.500 millones de euros) en Letras del Banco Central que los inversores tomaron hace un mes a cambio de un interés de 26%. A fin de que esos tenedores renueven -pese a la pérdida que tuvieron de 10% en dólares-, la entidad subió la tasa por encima del 40%. Aún así, será difícil evitar que un 20 o un 30% de esos ahorros se fuguen a la divisa norteamericana.

LA CLAVE El Banco Central intenta retener la inversión privada en pesos al ofrecer un interés del 40%

La corrida de hoy acentuará la devaluación, que lleva la cotización a sus máximos. En diciembre cada dólar se vendía a 17,6 pesos. En abril, tras el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, fue subiendo en forma acelerada hasta cerrar ayer a 25,52 pesos.

Reunión del FMI

Hace una semana, el presidente, Mauricio Macri, intentó apagar el fuego con un anuncio inesperado: buscaría un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI). La decisión no hizo más que aumentar la preocupación de inversores y ahorradores. Su temores se han confirmado y, al parecer, Argentina no tendrá un crédito respaldo sino un tradicional 'stand by', propio de una economía con riesgo de impago. De hecho, un portavoz del organismo internacional adelantó ayer que su directiva ejecutiva se reunirá el viernes para analizar el caso argentino. Todavía no se sabe cuál será el monto del empréstito ni las condiciones.

Macri habló ayer con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, a fin de asegurarse su apoyo. No obstante, los pronósticos de expertos y de organismos financieros ya prevén un nivel de actividad económica menor al esperado por el Gobierno. La tasa de inflación, que este año iba a ser de entre 8% y el 12% según el Presupuesto, podría dispararse en torno a 30%.

La debacle económica ya empieza a repercutir en lo político y en lo social. Las encuestas muestran una caída sin precedentes en la imagen del presidente argentino. Además, comienzan ya las movilizaciones. Ayer un sector del histórico sindicato CGT, aliado con otras centrales, marchó hasta el emblemático Obelisco de Buenos Aires para protestar contra el FMI y contra el 'tarifazo', el segundo lanzado por el Gobierno para reducir subsidios a los servicios públicos y achicar un déficit que crece por los vencimientos de una abultada deuda externa.

Los docentes, que protestan desde hace meses contra el intento del Ejecutivo de autorizar un aumento de salarios de solo 15% para todo el año, anunciaron que van a exigir ahora 25% y una cláusula de aumento automático en caso de que la inflación sea mayor. Para hoy está prevista asimismo la movilización de los movimientos sociales para protestar por el aumento de la pobreza y la indigencia acelerado por el alza del precio de los alimentos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos