Argentina refrenda la gestión de Macri con un rotundo apoyo en las legislativas

Macri, en el centro con las manos en alto, celebra su triunfo. / Afp

Unos 33,1 millones de argentinos estaban habilitados para votar en estas elecciones, las primeras de Macri en la Presidencia, por lo que se han convertido en una suerte de plebiscito

RODRIGO GARCÍA (EFE)Buenos Aires (Argentina)

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, obtuvo en las elecciones legislativas celebradas hoy un fuerte espaldarazo a su gestión, al ser el frente gobernante Cambiemos la fuerza que cosechó, según el escrutinio provisional, mayor número de votos en los más importantes distritos del país.

De ratificarse el recuento, se confirmará una fuerte caída del peronismo y el auge del bloque conservador que llevó a Macri a la jefatura del Estado en diciembre de 2015, que se consolidará a partir del próximo 10 de diciembre como primera fuerza de la Cámara de Diputados, con 107 asientos de los 257 totales, 21 más que hasta ahora, según los primeros datos. Asimismo, aunque en ninguna de las Cámaras el oficialismo tendrá mayoría absoluta, en el Senado también aumentará su presencia con nueve escaños más, y llegará a tener 24 de los 72 totales.

Más información

"Acá estamos para ayudar a que todos los argentinos les vaya mejor, nos hayan votado o no. Esperemos que quienes no nos votaron también encuentren el lugar para entusiasmarse", expresó el presidente en una conferencia de prensa en Buenos Aires, pocas horas después de que Cambiemos se colocara primero en el recuento de votos de los principales distritos electorales del país. El jefe de Estado aseveró que una de sus prioridades, para luchar contra la pobreza, es avanzar contra el alto déficit fiscal de Argentina, para lo cual de momento se va a tener que seguir tomando deuda y será también determinante reducir la inflación.

Si por un lado se confirma el refrendo de la ciudadanía al Ejecutivo -que en sus dos años de mandato ha resistido a fuertes críticas opositoras a su política económica y numerosas manifestaciones callejeras en su contra-, el peronismo, que se presentó fuertemente dividido a los comicios, registró un notable descenso de poder. Aunque en provincias hasta ahora granero de votos de la histórica fuerza, como Santa Cruz -cuna del peronismo kirchnerista- y La Rioja, Cambiemos obtuvo un importante triunfo, el movimiento nacido a mediados del siglo XX en torno al entonces presidente Juan Domingo Perón pudo retener los apoyos como primera fuerza en feudos tradicionales, como la provincia de San Luis.

Cristina Fernández se asegura una banca en la Cámara Alta

Así, en su vertiente kirchnerista, la lista que lideraba la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), candidata al Senado por la provincia bonaerense, finalmente no pudo superar a la del candidato de Cambiemos, el exministro de Educación Esteban Bullrich, aunque los números aseguran a la viuda del expresidente Néstor Kirchner una banca en la Cámara Alta. En su intervención tras conocerse el escrutinio, la ex jefa del Estado, cuyos fueros parlamentarios le permitirán blindarse ante las numerosas causas judiciales que le afectan, calificó la fuerza que lidera, Unidad Ciudadana, como "la oposición más firme" al Gobierno de Macri, que definió como "la más enorme e inédita concentración de poder de la que se tenga memoria desde la restauración democrática".

Unos 33,1 millones de argentinos estaban habilitados para votar en estas legislativas, las primeras de Macri en la Presidencia, razón por las que se habían convertido en una suerte de plebiscito de sus casi dos años de Gobierno. En los comicios se eligieron en todos los distritos 127 diputados nacionales -la mitad de la Cámara- para el periodo 2017-2021, así como 24 senadores -un tercio del total de bancadas-, representantes de ocho de las provincias, para los próximos seis años. Además, en diversas regiones se eligieron nuevos miembros para sus Cámaras parlamentarias.

"Todo indica que Cambiemos ha hecho una elección muy buena (...) vayan mis felicitaciones", dijo Florencio Randazzo, principal candidato al Senado por el histórico Partido Justicialista (peronista), al tiempo que reconoció que el peronismo ha tenido "resultados desfavorables", lo que obliga a tener "más autocrítica". Quien tampoco fue la primera opción de los votantes, en este caso en su provincia natal, La Rioja, fue el expresidente Carlos Menem, de 87 años, que aunque quedó por debajo de los candidatos del oficialismo consiguió renovar su banca en Senado, que ocupa desde 2005.

En la simbólica provincia de Buenos Aires, donde estaban en juego tres escaños al Senado nacional -dos para la lista más votada y uno para la segunda- a Cambiemos y Unidad Ciudadana le siguen en número de votos la lista del frente de centroizquierda 1País (11,32%), encabezada por Sergio Massa, y la del peronista Frente Justicialista (5,31%), con Randazzo en primer lugar, que no consiguieron escaño. En este contexto, y con los resultados de hoy, Macri logró un sitio perfecto para la carrera a la reelección presidencial: 2019 es la siguiente parada.

Fotos

Vídeos