La Rioja

Militares retienen durante horas al ministro de Defensa en Costa de Marfil

Militares sublevados en Costa de Marfil.
Militares sublevados en Costa de Marfil. / Sia Kambou (Afp)
  • Se trata de una facción del Ejército costamarfileño que se ha sublevado en varias ciudades para exigir mejoras salariales

  • Alain Richard Donwahi ha sido finalmente liberado, tras haber mantenido un encuentro con los sublevados para poner fin al motín

Militares pertenecientes a una facción del Ejército de Costa de Marfil que se han sublevado en varias ciudades para exigir mejoras salariales han retenido durante unas horas al ministro de Defensa, Alain Richard Donwahi, en Bouaké, en el centro del país, informaron hoy a Efe fuentes gubernamentales.

Donwahi ha sido finalmente liberado, tras haber mantenido un encuentro con los sublevados para poner fin al motín que desde ayer se ha extendido a varias ciudades del país, entre ellas la capital económica, Abiyán.

La noticia de la toma como rehén del ministro a última hora de esta tarde se produjo poco después de que el presidente, Alassane Ouattara, anunciara su voluntad de llegar a un acuerdo con los amotinados.

Donwahi fue retenido en la residencia del subprefecto de Bouaké, donde se produjo el encuentro entre la delegación gubernamental y los militares insurgentes.

Fueron retenidos "el ministro, los periodistas, un diputado, el alcalde y todos los que habíamos venido a seguir las negociaciones entre el ministro y los amotinados", confirmó a Efe uno de los reporteros que también fue tomado como rehén.

Horas antes, el propio presidente Ouattara había anunciado en una declaración pública hecha en Abiyán un acuerdo para atender las reivindicaciones de los militares y poner fin al motín.

Los sublevados exigen el pago de complementos salariales que se les adeuda desde el final de la guerra civil, en 2011, el aumento de sus sueldos y la mejora de sus condiciones de vida.

"Confirmo mi acuerdo para tomar en cuenta las reivindicaciones relativas a las primas y a la mejora de sus condiciones de vida y de trabajo", declaró Ouattara al término de un consejo de ministros extraordinario.

A continuación, pidió a los insurgentes que depusieran las armas "para permitir la ejecución en calma de estas medidas".

Sin embargo, los excombatientes en Bouaké decidieron tomar al ministro como rehén hasta conocer en detalle cómo iban a aplicarse las medidas anunciadas por el presidente, según las mismas fuentes.

El motín comenzó en la madrugada del viernes en esta ciudad, la segunda del país, y se extendió hoy a Abiyán, precedida de las localidades de Korhogo y Odienne, en el norte; Daloa, en el oeste; Daoukro, en el centro; Bondoukou, en el este.

Bouaké, origen del alzamiento, es la antigua capital de la rebelión contra el expresidente Laurent Gbagbo que controló la mitad norte del país hasta 2011 y apoyó al actual presidente.

En noviembre de 2014, una huelga de excombatientes integrados en el Ejército y descontentos por los atrasos en el pago de sus salarios se extendió de Bouaké a Abiyán, la capital económica, y otras ciudades.

En el origen de esta ola de protestas se encontraban antiguos elementos rebeldes, integrados en las fuerzas de seguridad nacionales tras el acuerdo de paz de Uagadugú firmado en 2007.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate