Los actores del conflicto en Siria

Ciudadanos salen a la calle en apoyo a Bashar al-Assad./Afp
Ciudadanos salen a la calle en apoyo a Bashar al-Assad. / Afp

La guerra comenzó en 2011 y hasta el momento ha dejado más de 350.000 muertes y millones de desplazados y refugiados

COLPISA / AFP

La guerra de Siria comenzó en marzo de 2011 con la represión de manifestaciones prodemocracia pero evolucionó en un conflicto complejo, con la implicación de grupos yihadistas y de potencias regionales e internacionales.

El conflicto ha dejado más de 350.000 muertes y millones de desplazados y de refugiados.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes una operación militar conjunta con Francia y Reino Unido contra diferentes blancos en Siria, destinada a castigar al régimen de Bashar Al Asad, al que acusa de un ataque con armas químicas contra civiles el 7 de abril en la localidad de Duma, cerca de Damasco.

Estos son los principales actores del conflicto:

- El ejército sirio, que tenía 300.000 hombres en sus unidades combatientes en 2011, perdió la mitad de sus efectivos. Tiene el apoyo de 150.000 a 200.000 milicianos prorrégimen. Por otra parte, entre 5.000 y 8.000 combatientes del Hezbolá libanés se baten junto a ellos.

- Rusia, aliado de peso del régimen de Damasco, opera desde septiembre de 2015 en apoyo del gobierno. Su aviación permitió a las tropas gubernamentales recuperar varias zonas claves, como la ciudad de Alepo y el enclave rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco.

- Irán, otro aliado de peso, envió a miles de combatientes a Siria y también proporciona consejeros militares.

El ejército controla ahora un 56% del territorio, principalmente las principales ciudades -Damasco, Homs, Hama y Alepo-, que, según el geógrafo francés especializado en Siria Fabrice Balanche. Cerca del 70% de los habitantes que viven en este territorio.

Al principio del conflicto, los rebeldes se agruparon bajo el nombre de Ejército Sirio Libre (ASL). Este progresivamente fue dando paso a una miriada de facciones, que van de los rebeldes sin afiliación religiosa a los grupos islamistas. Tras múltiples reveses, este contingente que llegó a tener 100.000 combatientes ya no tienen mucho peso.

La oposición armada, que acaba de perder su último bastión a las puertas de Damasco, Guta Oriental, sólo controla actualmente el 12% del país, según Balanche. Esta cifra agrupa a los territorios dominados por Hayat Tahrir al Sham, organización yihadista controlada por la exrama siria de Al Qaida implantada en la provincia de Idlib. Menos de 15% de la población vive en estos territorios.

Las dos principales fuerzas yihadistas rivales son el grupo Estado Islámico (EI) y el grupo Hayat Tahrir al Sham.

- El Estado Islámico conquistó grandes extensiones del territorio sirio desde su irrupción en el conflicto en 2013 y proclamó un «califato» en 2014 en los territorios conquistados en Siria y en el vecino Irak, hoy desmoronado. Sometido a múltiples ofensivas del régimen y de una alianza kurdo-árabe apoyada por Washington, el EI sufrió numerosos reveses y ya sólo controla un 5% del territorio sirio, frente a 33% a principios de año.

- Hayat Tahrir al Sham sigue controlando la mayor parte de la provincia de Idlib, actualmente teatro de luchas entre rebeldes y yihadistas. Reprimidos durante décadas, los kurdos aprovecharon la retirada del ejército sirio para establecer una administración local en el norte del país. En 2016, establecieron una región «federal» en los territorios que controlan y organizaron sus primeras elecciones en septiembre.

Las Unidades de Protección Popular (YPG), su principal milicia armada, forman el núcleo duro de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) -compuestas también por combatientes árabes- apoyadas por la coalición internacional liderada por Washington. Controlan 28% del territorio, donde vive casi 15% de la población.

Desde enero la milicia se enfrenta a una ofensiva de Turquía, que ya reconquistó el enclave de Afrin, en el noroeste, y que amenaza con seguir su avance hacia otros territorios hacia el este.

- Turquía, Arabia Saudita y Catar apoyaron al principio de la revuelta la rebelión mayoritariamente sunita contra Bashar Al Asad. Pero hoy Riad y Doha están marginadas y Ankara ha llegado a una alianza sin precedentes con Moscú.

En el ámbito militar, Turquía apoya a los rebeldes antiyihadistas y se bate contra los combatientes kurdos, desplegando tropas en el norte de Siria.

- Liderada por Estados Unidos, incluye a más de 60 países y lleva a cabo ataques aéreos contra el EI, en apoyo de las tropas terrestres. Con el fin de las grandes batallas contra el EI, los ataques aéreos disminuyeron en intensidad.

Cerca de 2.000 soldados estadounidenses están desplegados en el norte sirio, esencialmente como fuerzas especiales para combatir al EI y entrenar a las fuerzas locales en las zonas recuperadas a los yihadistas.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos